lunes, mayo 01, 2006

WALKER (USA, 1987) Histórica

Director: Alex Cox
---
Intérpretes Principales: Ed Harris, Richard Masur, Xander Berkeley, Peter Boyle.
---
Argumento: Walker es un aventurero que, muy avanzada la segunda mitad del siglo XIX, invadió Nicaragua con una panda de indeseables, y se hizo con el poder durante dos largos años, sobre todo para los lugareños, que tuvieron que soportar sus desmanes.
---
Mi opinión: Pintoresca película que plasma con singular ironía y bastanta mofa, un suceso real acontecido bien avanzado el siglo XIX en Nicaragua.
Alex Cox, que en otros trabajos ya narra sucesos que suelen tener que ver con el presente, narra el film como si de un suceso grotesco se refiriera.
Llena de personajes pintorescos, desarrapados, sucios y malolientes, y ejemplos perfectos de los defectos humanos. Comandados por ellos está Walker, un personaje lunático (así se nos muestra al menos), inteligente, pero lleno de delirios de gradeza, que combinaba algunos aciertos con verdaderas tropelías.
El film es entretenido, pero no bueno. Pretende ser no ya desmitificador, que no hacía falta dado cómo se nos presenta al "héroe" de la película y a sus imrpresentables hombres, sino que, po rmedio de elementos modernos que no nombraré, presenta un claro paralelismo a aquella lejana situación histórica, casi una anécdota en los libros de historia, con la situación actual (estamos en los años ochenta, con el sandinismo, etc).
Así, se nos muestran al final de la película imágenes televivivas de sucesos actuales (años ochenta) ocurridos en Nicaragua.


Por si no nos habíamos dado cuenta, se nos dice que en los tiempos actuales, los norteamericanos siguen haciendo practicamente lo mismo que en aquellos años de Walker, algo profetizado por el propio señor, que dice en un momento dado del film a los lugareños que jamás dejarán los yanquis las tierras de Nicaragua, que se podrán ir un día, pero sin duda volverán.
El film lo muestra de una forma algo simple y sin ningún tipo de refinamiento estilístico, pero la realidad lo confirma. Eso es lo triste, al menos en mi opinión.