domingo, mayo 14, 2006

EL ÍDOLO DE NUEVA YORK (Toast of New York, the) USA, 1937

Director: Rowland V. Lee
---
Intérpretes Principales: CARY GRANT, EDWARD ARNOLD, FRANCES FARMER, JACK OAKIE, DONALD MEEK.
---
Argumento: Jack Fish es un hombre emprendedor, que ya al comienzo de la Guerra de Secesión Norteamericana, ve la forma de ganar muchísimo dinero.
Con la ayuda de dos amigos de siempre, se embarcan en cualquier negocio que les beneficie.
Al finalizar la Guerra, por un infortunio, pierden todo su dinero, pero Fish es un hombre muy inteligente y enseguida vuelven a ganar muchos millones de dólares, aunque sea a base de trampas y chanchullos, algunos de ellos, incluso fuera de la Legalidad.T
odo va bien, hasta la irrupción de una bella y buena muchacha de la que Fish y su mejor amigo se enamoran
.
---
Mi opinión: Una película que casi nadie conoce (yo no sabía ni que existía) y que constituye una bonita sorpresa.
La cosa comienza no muy allá, con esa extraña mezcla de comedia y negocios empresariales, que necesitan de la paciencia del espectador.
Sin embargo, una vez los principales personajes se asientan en la historia, comienza una aventura ciertamente bonita y muy entretenida.
Está muy bien interpretada, con el poco usual protagonismo de aquél excelente actor orondo llamado Edward Arnold. Muy bien secundado por Grant y Oakie, y el pequeño Donald Meek, inolvidable Mr. Pickout de "La Diligencia".



Aunque lo mejor viene de la presencia de la bellísima Frances Farmer, quien compone un personaje exquisito, lleno de cariño y ternura, aunque ambiciosa, como todos los que pueblan la película.
Resulta especialmente dolorosa la visión de Farmer, sabiendo cómo transcurriría su posterior vida, recluída en sanatorios mentales (en aquellos tiempos, manicomios), terrible época narrada en el film "Frances", soberbiamente interpretada por la gran Jessica Lange.
Pero lo mejor de la película es su perfecta ambientación y la dirección de extras, hecho dificilísimo en cualquier película de época que se precie (y en cualquiera, vamos).
Muy bonita película
.