viernes, septiembre 15, 2006

SITIADOS (PUENTE AÉREO) (Big Lift, the) (USA, 1950) DRAMA


Director: George Seaton.
---
Intérpretes Principales: Montgomery Clift, Paul Douglas, Cornell Borchers, Bruni Löbel, O.E. Hasse.
---
Argumento: En el año 1949, Berlín todavía sufre carencias de todo tipo. Ya no hay guerra, pero la población debe hacer frente a muchas clases de penurias.
Para llevar bien la transición a la democracia, los rusos y los norteamericanos, amén de personas de otras nacionalidades, tienen destacamentos para ayudar en todo lo que se necesite.
Dos de estas personas son amigos y pertenecen al Ejército de Los Estados Unidos. Su misión es llevar en aviones carbón, medicinas y alimentos a la necesitada población.
Uno de ellos no puede ver a los alemanes, el otro es un joven nacido en un pequeño y apacible pueblo, que no tiene más intención que la de llegar pronto a su casa. Mientras están en Berlín, ambos conocerán a dos chicas. Una es una buena alemana, que le lava la ropa al más mayor, el rencoroso al pueblo y ejército alemán; la otra es una bella muchacha que ha sufrido mucho en la guerra, perdiendo a su marido en el frente. El joven se enamorará de la muchacha y le propondrá en matrimonio.
---
Mi opinión: Curiosa película vista en DVD, que comienza francamente mal, o por lo menos con un ritmo tedioso, con momentos casi documentales, donde verdaderos miembros del Ejército de Los Estados Unidos van apareciendo en pantalla, desempeñando pequeños papeles, más o menos los que cumplieron en la II Guerra Mundial.
Debo reconocer que estuve a punto de dejar de verla, sobre todo al comprobar, mirando un libro, que tenía una duración de 115 minutos. Creía que no lo soportaría, llevaba más de veinte minutos y apenas había pasado nada interesante. No obstante, decidí seguir con la visión. Y debo decir que me alegro.
Poco a poco, a partir del momento que el protagonista conoce a la chica alemana, la película gana en interés, hasta llegar a ser, si no apasionante, sí de verdadero interés socio-político.
Es una verdadera lección historia, al comprobar la situación de los alemanes de Berlín, tras su debacle en la II Guerra Mundial, así como la opinión y actuaciones de miembros del Ejército de los Estados Unidos, y del ruso.
Eso sí, está tamizada un tanto por la visión norteamericana, que es la que realiza la película.
A veces parece una lección del hermano mayor, en este caso Los Estados Unidos, pero seo no invalida las muchas situaciones afortunadas que se dan en este film.
Está bien narrado, con interpretaciones sentidas, buenos diálogos y momentos de honda emoción contenida.Además, hay cierta intriga, pudiendo sorprender al final al espectador, aunque se ve venir lo que finalmente sucede.
El pensamiento de muchos miembros del Ejército de Los Estados Unidos se plasma en la pantalla con bastante sinceridad. Así, el co-protagonista, un estupendo Paul Douglas, llega a decir, cuando pasan por Berlín en avión, perlas del tipo: -Aquí sí que tenían que haber tirado la bomba atómica. Más tarde vemos cómo trata a cualquier alemán que se cruza en su camino, con desprecio y crueldad. También con su chica hace lo mismo, quitándole libertad y no dejándole expresar lo que verdaderamente siente. Pero poco a poco va entrando en razón, hasta llegar a ser comprensivo y más humano con los demás.
Solo por esta razón ya sería positiva la película, pues aboga claramente por la tolerancia y respeto entre los distintos pueblos, aunque estos hayan combatido entre sí en una gran guerra.
En resumen, "Sitiados", o "Puente Aéreo" como también se titula, es una bastante maja película, que se debe ver con un poco de paciencia, pero que merece la pena por su mensaje pacifista y conciliador.