domingo, diciembre 03, 2006

TREN PARA DURANGO, UN (Treno per Durango, Un) (España, Italia; 1967) Western Spaguetti


Director: Mario Caiano.
---
Intérpretes Principales: ANTHONY STEFFEN, ENRICO MARÍA SALERNO, MARK DAMON, DOMINIQUE BOSCHERO, ALDO SAMBRELL, ROBERTO CAMARDIEL, MANOLO ZARZO, JOSÉ BÓDALO.
---
Argumento: Dos aventureros sin éxito alguno, uno estadounidense y otro mejicano, consiguen un billete para el tren a Durango. Desean comenzar una nueva vida. Sin embargo, el tren es atacado por tropas mejicanas que sólo buscan el dinero que está en una gran caja fuerte. Se la llevan, así como, de rehén, a una periodista francesa.Los dos aventureros consiguen las llaves de la caja fuerte y se dirigen hacia la banda para tratar de abrirla y tomar el dinero para sí...pero no será nada fácil.
---
Mi opinión: Francamente pobre co-producción entre España e Italia, con el majete de José G. Maesso como productor ejecutivo, con todo lo que eso conllevaba. Es decir, una película más bien barata, y economía de medios y tiempo.
El resultado, en esta ocasión, pues en otras la empresa quedó bien, es algo menos que mediocre. Una película que, aunque su metraje no sea excesivo, se hace larguísima. Parece que no acabará nunca, y eso es porque no interesa lo más mínimo. Y es una pena por cuanto su comienzo, sus primeros veinte minutos o así, no están nada mal.
Al comienzo, da la impresión de que será una acertada mezcla de comedia y western, pero poco a poco, la comedia se vuelve chanza sin gracia y la acción es deslavazada, sin ningún rigor ni sentido de la medida.
Las cosas suceden porque sí y algunos diálogos no pueden ser más tontos.
Sólo se salvan algunos aspectos técnicos, como la bella fotografía y los áridos pero bonitos escenarios naturales de Gérgal, alrededores de la Sierra Alhamilla, parajes de Tabernas (Almería) y el puntal de Palopos.
En fin, una película más bien mala, y bastante torpe y tediosa.
---

2 comentarios:

Lux Coral dijo...

Un spaghetti muy flojito narrado de forma inhábil y que sólo ofrece un reparto apreciable como fuente de intéres, pero en el cual por desgracia un actor habitualmente fascinante como es Mark Damon no llega al mismo nivel de siempre.

cerebrin dijo...

Ayer tuve la oportunidad de verla y, bueno, es simpatiquilla, pero se queda muy por debajo de lo que podría haber sido. Eso sí, como dice Travis, es muuuuuuuuuuuy lenta, y en una película con un estilo narrativo tan "comiquero" como esta (ese final que parece sacado de cualquier albúm de Mortadelo y Filemón) acaba por pasarle factura.