martes, diciembre 19, 2006

TUMBA AL AMANECER, UNA (Counterpoint) (USA, 1968) Bélica


Director: Ralph Nelson.
---
Intérpretes Principales: CHARLTON HESTON, MAXIMILAN SCHELL, KATHRYN HAYSS, ANTON DIFFRING, RALPH NELSON, LESLIE NIELSEN.
---
Argumento: Durante la II Guerra Mundial, una famosísima orquesta sinfónica, es apresada por las tropas alemanas, cayendo en manos de un general melómano que se empeña en que le ofrezcan en exclusiva un gran concierto. El director de la orquesta, uno de los mejores del mundo en su especialidad se obstina en no hacerlo por cuanto considera que una vez ofrecido el concierto, morirán asesinados. El enfrentamiento entre los dos hombres será duro.
---
Mi opinión: Dos veces vista, la primera me pareció muy bonita. Me pareció una película singular, muy bien narrada y con una tensión creciente que desembocaba en un mortal enfrentamiento final entre los dos bandos.
Incluso recordaba muy bien (eso creía yo) una escena, en un teatro, a cargo del gran Maximiliam Schell.
Me dejó un gran recuerdo.
Sin embargo, vista muchos años después, la peli me ha parecido envarada y plana. Se puede ver, pero no es buena, no tiene densidad dramática y hasta es inverosímil. Ni siquiera sus intérpretes hacen nada del otro jueves.
Resumiendo, mediocre, aunque con buena fotografía (y estupenda música sinfónica, cómo no).
Lo que son las cosas, cómo cambia una opinión tras una segunda visión...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Con el paso del tiempo me imagino que tendrás visto mucho más cine. A lo mejor ahora valoras de diferente forma las películas.
¿Quién sabe?

!!Cómo le das caña al blog!!

travismagee dijo...

Hola, amigo,

Pues sí, le doy caña al blog, aunque no estoy seguro de si sirve para mucho. Al menos, si tú te lo pasas más o menos bien...con eso me conformo.

En cuanto a lo de valorar ahora diferente a las películas, en relación a cuando era un niño, adolescente, o jovencito, pues sí, hay diferencia.
Las obras maestras lo siguen siendo e incluso cada vez que se ven se descubre algo nuevo y maravilloso.
Las películas excelentes, siguen gustando.
En cuanto a las demás, puede haber de todo, las que mejor no las hubiéramos visto de nuevo, pues la primera y maravillosa sensación se pierde definitivamente al comprobar que, en realidad,era una película mediocre, y las que comprobamos ahora que no era aburrida, ni tediosa, tal y como la recordábamos, sino que, ahora que somos más adultos y hemos vivido más, la comprendemos mejor y sabemos sacarla el jugo que siempre tuvo pero no supimos sacarle.
En fin, como la vida misma, amigo.

Un abrazo y perdona por la chapa.

Travis.