lunes, abril 09, 2007

ARIANE (Love in the Afternoon) (USA, 1957) Romántico

Director: Billy Wilder

---
Intérpretes Principales: Audrey Hepburn, Gary Cooper, Maurice Chevalier, John McGiver.
---
Argumento: En París viven felices una buena chica, que estudia música (violoncello), y su padre, un hombre ya maduro, que es detective privado.
Ahora mismo, el padre está trabajando en un asunto que se repite cada año. Un playboy norteamericano, también madurito, tiene relaciones con la esposa de un hombre que le ha contratado para seguirle los pasos.
Cuando le pasa el informe al marido, este toma la determinación de asesinar al playboy.Como todo ello es escuchado por la hija del detective, esta toma la determinación de avisarle. Así lo hace y comienza entre ellos una relación de la que el padre no sabe nada.
La relación es solo por las tardes y la chica no le dice al estadounidense ni cómo se llama ni quién es en realidad. Solo le hace ver que es una mujer muy liberal, que tiene otros amantes. Y le pone muy celoso.
---
Mi opinión: Entretenida comedia de Billy Wilder, realizada como en él es habitual con clase y
elegancia por el maestro, pero un poco menor en cuanto al grueso de su filmografía se refiere.
Ya, de entrada, considero que nació un poquito vieja pues, por ejemplo, su humor es demasiado ingenuo y en escenas como la del cuarteto de música en la sauna, se intuye lo que quiso Wilder, pero estábamos en los albores de los sesenta y ese humor pertenecía, en mi opinión, al del cine mudo.
En cuanto a la historia en sí, tampoco daba para demasiado, pero detrás de la cámara estaba un verdadero maestro y ello hace que se eleve por encima de la media, aunque el ritmo es desigual y su desarrollo bastante irregular.
Sus primeros minutos, con la presentación de los personajes, son buenos y el resto, sobre todo los diálogos entre los dos protagonistas, Cooper y Hepburn, son repetitivos y se nota la falta de química entre ellos, sobre todo porque salta demasiado a la vista la diferencia de edad entre ellos. Cooper, en este sentido, parece en todo momento no creerse demasiado lo que dice. Hepburn, en cambio está en todo momento deliciosa.
Pero, sin embargo, ocurre el milagro del último cuarto de hora, sobre todo sus últimos cinco minutos. Sencillamente soberbios, emotivos, entrañablees, exquisitamente románticos.
La escena de la estación es de lo mejor que en cine romántico se puede ver, emocionando al más duro espectador.
Ahí se ve la mano de un gran creador de imágenes y sensaciones, ayudado por primera vez en el cine por el inteligentísimo I.L. Diamond, que le acompañó en el guión de sus filmes casi treinta años más.

3 comentarios:

Cineahora dijo...

Cierto. Tal vez nació algo vieja, algo desfasada, pero aún así, una comedia romántica encantadora.
Y también el inicio de una gran amistad: la de Wilder con I.L. Diamond.

travismagee dijo...

Hola, amigo Caruco,saludos desde Barcelona, donde estoy de vacaciones, entre otras cosas para asistir al pre-estreno de, hoy miércoles, "Muertes de risa", y mañana jueves, "En el corazón de la Tierra". Las dos gracias a "Mucho cine".

Y sí, tienes toda la razón. "Ariane" es un film caduco desde su inicio conceptual, pero gracias a Wilder posee un halo romántico que sigue emocionando (si no lloré al final de la peli fue de puro churro).
Lo que más le achaco yo en el lado negativo es que dedica demasiado tiempo a los diálogos entre Hepburn (magnífica una vez más) y Cooper. Y como quiera que evidencian una falta de química por su diferencia de edad, pues rechinan a veces.
Y en cuanto a su humor, pues qué quieres que te diga. Es enternecedor ver al cuarteto de música zíngara en la sauna, o baños turcos, que no recuerdo bien, pero resulta demasiado ingenuo. Aunque tal vez no en el año 57. Ahora sí, "gracias" a los nuevos tiempos y el "progreso", quizás (lo que no sería achacable a la calidad de la cinta).

En fin, que no está mal, pero tampoco como muchas otras de su autor.
Pero sigue teniendo algo, no cabe duda.

Un saludo a todo/as.

Travis (Iñaki)

Cineahora dijo...

¡Vaya! Usted por aquí, en Barcelona. La lástima es que haya pillado unos días tan lluviosos y apagados.
Y sobre "Ariane", no se puede hablar de una película ni mucho menos redonda, pero aún así posee algo, aunque sea por algunas ráfagas, o por ese reparto.
Tal vez los nuevos tiempos la hayan hecho aún más desfasada, pero algo de su encanto perdura.O por lo menos, pese a la falta de química, siempre quedará el haber juntado como pareja (de cine) a Audrey con Cooper.

Saludos !