martes, mayo 15, 2007

BARCO DE LOS LOCOS, EL (Ship of the Fools, the) (USA, 1965) Drama

Director: Stanley Kramer.
---
Intérpretes Principales: Vivien Leigh, Simone Signoret, José Ferrer, Lee Marvin, Oskar Werner, Elizabeth Ashley, George Segal, José Greco, Michael Dunn.
---
Argumento: A pocas fechas de comenzar la II Guerra Mundial, un gran barco, con gentes de todos los países, sobre todo naturales de Alemania, inician una andadura, relacionándose entre ellos.
Los hay de todos los colores, la señora divorciada sola en la vida que busca un compañero para el resto de sus días, la pareja de enamorados de distinta clase social, un pro-nazi, alemanes judíos…entre ellos habrá sus dimes y diretes.
A ello se debe sumar que unos seiscientos trabajadores españoles que trabajaban en Cuba, se unen a ellos, sufriendo el barco un exceso de viajeros.
---
Mi opinión:

"- Es Ud. el alemán más alemán que he conocido en mi vida. ¿Pero no se da cuenta del peligro que supone el nuevo partido?
- No, claro que no. Somos en Alemania millón y medio de judíos alemanes. ¿Qué van a hacer con nosotros, matarnos a todos?".

Interesante película de Stanley Kramer, casi siempre motivado para narrar historias humanas, con tintes socio-políticos.
Aquí hace lo propio, empleando el método de la exitosa "Intriga en el gran hotel", solo que en un barco como lugar donde los sentimientos humanos más encontrados y enconados se pueden dar cita ocasionando un sinfín de vaivenes emocionales.
El filme es irregular en su desarrollo, siendo unas veces muy interesante y otras algo menos.
Depende de quiénes sean los personajes, pues estos varían mucho de unos a otros, según su personalidad.Así, los personajes del médico de abordo, encarnado por Óskar Werner, o el de la Señora que ve cómo se aleja su juventud, encarnada por la gran Vivien Leigh, son muy interesantes, así como el de José Ferrer, magnífico en su rol de alemán pro-nazi, que siente desprecio por los judíos y otras gentes "de mal vivir".
Sin embargo, otros personajes, como la chica de dieciséis años a la que nadie saca a bailar e incluso el del joven que debe cuidar en todo momento de su avaro tío, resultan prescindibles.
Existen momentos íntimos de gran emoción, como cuando el médico le acaricia el cabello a Simone Signoret o estupendos diálogos y situaciones, como los que tienen lugar entre Michael Dunn y el vendedor alemán judío.




En líneas generales, está bien, pero tiene una duración algo excesiva y algunos elementos, como los decorados exteriores no resultan creíbles, notándose en exceso el cartón piedra, aunque después de escribir esto último me meto en imdb y leo que "¡Ganó el Óscar en el apartado de mejor dirección artística!). Bueno, no he tenido buen ojo en esto. Aunque sigo diciendo lo mismo.
Me imagino que se refiere a los decorados en interiores, amén de que no es lo mismo ver una peli en el cine que en la TV.También rechina un poco el dibujo, demasiado esquemático y algo artero, de lo/as bailadores españoles, que resultan al final ser un chulo putas y sus meretrices.
No está mal y hay buenas interpretaciones, pero está por debajo de muchas de su buen autor, entre otras cosas, y es mi opinión personal, por incidir sobre los peligros del nazismo...una vez pasados muchos años.
Es muy fácil hablar de lo que ya pasó veinte años antes, pero lo bueno habría sido hacer algo en su momento.
Como dice mi padre: "Después de ver los cojones al grillo todos sabemos que es macho". Pues eso.