martes, junio 05, 2007

BORN TO FIGHT (Kerd ma lui) (Tailandia, 2004) Acción

Director: Panna Rittikrai.
---
Intérpretes Principales: Nappon Gomarachun, Santisuk Promsiril Dan Chupong, Piyapong Piew-on, Somrak Khamsing, Amornthep Waewsang.
---
Argumento: En Tailandia, un grupo de jóvenes llega a un poblado modesto, para dar medicamentos y alimentos a la población.
Se trata de un grupo de deportistas, desde futbolistas a gimnastas. Junto a ellos viaja el hermano de una de las chicas, que es policía de alta cualificación.
Cuando están en las exequias, de repente suenan tiros, comenzando una matanza. Aparecen hombres y mujeres armados hasta los dientes, vestidos de militares. Es un grupo rebelde que exige dejen en libertad a un corrupto general.
Si la autoridades no lo hacen, matarán a todos los del poblado, amén de arrojar un misil a la capital.
---
Mi opinión: Espectacular película tailandesa, que desde el punto de vista de la intrínseca calidad cinematográfica no es nada del otro jueves, pero que logra lo que se propone: entretener.
Para ello hay un sinfín de peleas bien coreografiadas, con malabarismos imposibles y golpes a tutiplén, que incluso hacen daño al espectador.
Es una pasada, habiendo muchísimos minutos seguidos a base de órdigas y tiros, explosiones y luchas cuerpo a cuerpo...durante más de media hora seguida...sin parar.
Es extenuante en este sentido, aunque logras reírte viendo los excesos formales en la puesta en escena.
También hay bastante paja, aunque resueltos con ingenuidad, algo característico en muchos productos asiáticos.
En resumen, una curiosa película que resulta excesiva en muchos momentos, pero que te hace pasar el rato.



Dejo para el final de este comentario lo mejor, que no es otra cosa que lo que vemos durante los títulos de crédito finales: escenas del rodaje de los momentos más impactantes, más espectaculares. Y es la leche.
Da mucho miedo el verlos pues asistimos a la forma pero que muy aficionada de rodar dichas escenas. Vemos las órdigas que se meten los extras, algunos de los cuales no se pueden levantar por sí mismos, viéndose cómo corren con pavor hacia ellos los miembros de la producción, para ver si han hecho daño y echándose las manos a la cabeza cuando así es (en numerosas ocasiones...).
En fin, que el protagonista y los extras se ganaron el suedo a base de bien, pues se jugaron su integridad en cada golpe (y los sufren a centenares a lo largo de la película).
---

2 comentarios:

Anónimo dijo...

esta peli es la poya tanto el actor como los corografos y director, no entiendo por ke no hai apenas nada sobre este actor kon lo weno ke es,es increible, si ong bak es practikamente igual, poreke si a llegao a españa y esta no, no lo entiendo

travismagee dijo...

HOla anónimo,

Siento no haberte respondido antes, pero hasta ahora no te he podido leer.
Pues tienes toda la razón del mundo.
Pero bueno, esperemos se le reconozca su trabajo.

Un saludo y gracias por tu comentario.

Travis (Iñaki)