viernes, julio 06, 2007

A LA SOMBRA DE LAS ÁGUILAS (All`ombra delle aquile) (Italia, Mónaco, Yugoeslavia; 1966) Péplum

Director: Ferdinando Baldi.
---
Intérpretes Principales: Cameron Mitchell, Gabriella Pallotta, Paul Windsor, Beba Loncar, Vladimir Medar.
---
Argumento: Marco Ventidio es enviado a sofocar la revuelta de los Bárbaros de Illiria y Pannonia capturando a su jefe Magdus y a las mujeres, entre ellas a su hija Helena, prometida de Batone un sanguinario guerrero de Illiria. Pero Marco se enamora de Helena avivando los celos de su prometida Mesala. Esta, no obstante, le ayuda a Helena y su padre a huir.
Por ello, Marco Ventidio recibe la orden de sofocar de una vez por todas la rebelión pannonia.
---
Mi opinión: Pésimo peplum que no conoció, al menos con el mismo título, estreno en las salas comerciales españolas. No es de extrañar pues su calidad e interés es ínfimo.
Está perpetrada por Ferdinando Baldi, director italiano autor de alguna película mejor que esta (no es difícil). Y por cierto que, en los títulos de crédito iniciales en la versión en la que he visto esta peli, en DVD, pone que está dirigida por ¿Freddy Baldwin?. Que no es sino el bueno de Ferdinando Baldi, traducido, más o menos, al inglés.
Y no es este el único chiste de la peli, hay algunos más y más divertidos. Como el momento en el que el protagonista, un estoico Cameron Mitchell, recibe la orden de llevar a la 7ª Legión al encuentro de sus enemigos. Se vuelve hacia sus hombres y dice: ¡Adelante! Y cuál no será la sorpresa cuando se ve que la susodicha Legión está compuesta por, más o menos, quince o veinte jinetes. Es de extrañar que el Imperio Romano durara tanto a tenor de la mínima cantidad de soldados que tenían sus heroicas legiones.

Tampoco es moco de pavo, a parte de sus tontos diálogos, el momento en el que de nuevo su protagonista debe pasar la prueba de las brasas. Debe pasar rápidamente por tres brasas de fuego incandescente, con el consiguiente peligro de quemarse vivo. En primer plano, cuando se ve el fuego, este es grandisimo, acojonante, pero en plano largo son tres brasitas de nada, que las pasa hasta un niño. Pues bien, aparte de que se las ve putas para pasar, al final tiene las plantas de los pies en carne viva. Al plano siguiente se le ve tan tranquilo, caminando sin la menor cojera o molestia...

En fin, que el guión es tontísimo, nada tiene el más mínimo rigor y solo la batalla final está bien.

Al menos las luchas cuerpo a cuerpo están bien filmadas, aunque aquí también hay un momento chistoso. Cuando los pannonios arrojan arbustos ardiendo a los romanos (sí, copiado de "Espartaco"), bueno o eso se supone, que se los tiran a los romanos se supone, por que se ve que caen sobre los dos bandos. Al que le pille que se joda.

Una de esas películas de romanos que tanto nos gustaban de niños y ahora comprobamos que no resisten el menor análisis. Al menos esta, que es malissssima.

2 comentarios:

cerebrin dijo...

La verdad es que no la tengo muy fresca en la memoria, pero recuerdo que cuando la visione, no me dejo muy mal sabor de boca, que dentro de la, por lo general, flojez del género en el que se encuadra, ya es decir mucho.

De todas formas, tal vez me este equivocando y la que me dejo buenas sensaciones fuera "La batalla de Germania" aka "Masacre en la Selva Negra", también dirigida por Baldi y con un similar equipo técnico, lo que me lleva a pensar que fueron realizadas de forma conjunta.

travismagee dijo...

Hola, Cerebrín,

Pues casi seguro que tienes razón.
De todas formas, en un futuro, no sé si muy lejano o no, te lo podré confirmar pues, ¡qué casualidad! esas dos películas que mencionas las compré hace muchos meses en DVD.
Así que, cuando toquen, las veré y publicaré en este blog.
Pero tiene todos los visos de ser como tú muy bien apuntas.
Pero, de verdad, esta de la que he hablado es muy, muy, muy, pero que muy mala. Palabra.

Un saludo.

Travis (iñaki)