viernes, septiembre 28, 2007

Festival Donostia 2007 (Oficial) "HONEYDRIPPER" (USA, 2007) Drama Musical

Director: John Sayles


---
Intérpretes Principales: Danny Glover, Lisa Gay Hamilton, Charles S. Dutton, Gary Clark Jr.
---
Argumento: En la Alabama rural de 1950, Tyrone, el pianista y dueño de un pequeño bar, el Honeydripper, espera salvar su local de la ruina contratando al más famoso guitarrista de blues del momento, Guitar Sam.
Justo un par de días antes de la esperada actuación de Guitar Sam, llega al pueblo Sonny, un joven guitarrista en busca de trabajo que pide ayuda a Tyrone, pero es arrestado por el sheriff local y enviado a recolectar algodón. Cuando llega el día de la actuación, el músico no aparece en el tren en el que debía llegar.
Tyrone tendrá que buscar una solución para no perder la gran oportunidad de cambiar su suerte, salvar el bar de la ruina y ayudar a lanzar una nueva era musical
.
---
Mi opinión: Personal aporte de John Sayles a un tipo de música, el blues, que en la Alabama rural de 1950, comenzaba a perder pujanza debido a los nuevos estilos musicales que comenzaban a escucharse por esos lares, y que iban arrinconando en especies de guettos a lo/as que todavía preferían ese tipo de música, melódica y con ritmos muy apropiados para bailar alegremente.
Es interesante en su vertiente, por así decirlo "histórica", y acaba siendo decididamente un canto de amor a esa música y a quienes la crearon, fortalecieron y trataron de que no muriera.



Para hacerlo, Sayles narra una historia coral, donde muchos, demasiados, personajes, viven, aman y odian, alrededor de un local, el "Honeydripper", especie en esos momentos de antro. Un lugar que vivió tiempos mejores y que ahora se extingue mirando el éxito de un local frente a ellos, que utiliza otro tipo de música, menos personal, pero más moderno.
Los moradores del local son entrañables, algunos con poca materia gris, pero siempre alegres y tratando, pese a las adversidades económicas y sociales, de salir adelante y de vivir su música hasta el final.
Es un acierto del guión, trabajado pero muy irregular pues trata de atar demasiados cabos, la descripción de los personajes, que, mayormente, se nos hacen simpáticos.



Sin embargo su ritmo, algo habitual en el Sayles de los últimos diez años, es demasiado irregular, va muchas veces, dando tumbos, mostrando hechos y personajes de aquí y allá, de forma desmadejada y algo aleatoria.
A veces va bien, pero Sayles mete una larga escena, como la de la conversación entre la esposa del protagonista y Mary Steenburgen, que rompen con la armonía existente y hacen que el tedio se apodere del espectador, aunque no sea por mucho tiempo.
Prácticamente todo está supeditado a la actuación de la noche de autos, donde un desconocido suplantará para poder recaudar mucho dinero con el que afrontar las muchas deudas obtenidas por los dueños del local. Y esa actuación es, sí, lo mejor del film, pero tampoco tiene el carácter épico que se le suponía, dados los muchos preparativos a lo largo del metraje, del extenso metraje. Pues la película se hace bastante larga y al final no merece demasiado la pena.


Sayles, a través de los años, ha perdido fuerza y convicción (no él, su filmografía, vaya), aunque todavía conserva gran parte de sus virtudes cinematográficas: una buena dirección de intérpretes (maravilloso Charles S. Dutton, muy bien Danny Glover y un recuperado Stacy Keach, que físicamente se parece ahora a un globo hinchado...). También la técnica empleada es buena, con estupenda fotografía y claro está, la utilización de una preciosa música, donde el ritmo se apodera del espectador, que no obstante hubiera preferido una mayor precisión narrativa.
"Honeydripper" contiene momentos estimables, pero se hace algo pesada y no deja un buen sabor de boca, aunque tampoco malo. Simplemente que se ve que podría haber estado mejor si Sayles hubiera quitado algo de metraje y dos o tres escenas que claramente sobran.
---


---



Leer critica Honeydripper en Muchocine.net