jueves, septiembre 20, 2007

FESTIVAL DONOSTIA 2007: SECCIÓN OFICIAL: "EASTERN PROMISSES" (PROMESAS DEL ESTE) (Canadá, Reino Unido; 1997) Thriller

Director: David Cronenberg
---
Intérpretes Principales: Viggo Mortensen, Naomi Watts, Vincent Cassell, Armin Müeller-Stahl, Sinead Cusak
---
Argumento: El misterioso y carismático Nikolai, nacido en Rusia, es el chófer de una de las familias más importantes del crimen organizado de Europa Oriental.
Encabezada por Semyon, el encantador dueño de un caro restaurante ruso que esconde una naturaleza brutal y fría detrás de su sonrisa, la suerte de la familia se tambalea por culpa de Kirill, su alocado hijo, que hace más caso a Nikolai que a su propio padre.
Pero la cautelosa vida de Nikolai cambia de golpe cuando conoce a Anna, una comadrona que trabaja en un hospital de Londres.
Anna está muy afectada por la situación en la que se encontraba una adolescente que muere dando a luz, y decide buscar a la familia de la chica basándose en el diario que dejó escrito en ruso.
Al escarbar en el diario, Anna desencadena involuntariamente la ira de los mafiosos.


---
Mi opinión: Estimable última película del canadiense David Cronenberg, que ha creído oportuno estrenarla en este Festival Internacional de cine de Donostia 2007.
Me alegro que lo haya hecho pues personalmente le considero un creador, últimamente más clásico en el sentido de su narración fílmica, aunque todavía con la mala leche que le caractiza.
Tras su soberbia "Una historia de violencia", para mi gusto, la mejor película del aquél año, Cronenberg nos vuelve a mostrar la dualidad muerte-vida, junto con la del amor-odio, cariño y respeto-odio y venganza.
Y lo hace muy bien desde el punto de vista eminentemente práctico, ya que se ve la cinta sin respirar, fácilmente, siendo muy entretenida siempre y pasando los minutos con increíble facilidad. Y, no, no es que sea muy vistosa en cuanto a ritmo, pues la narración es tranquila, pero inexorable hacia un final ¿determinante?, que es, a mi entender, lo peor del film. Un final poco verosímil, poco creíble, además de ambigüo, cosa que, de por sí, no tiene por qué ser nada malo, pero tal y como suceden los acontecimientos no le encuentro mucha explicación al epílogo. Quizá, simplemente, es que no lo he entendido, pero creo que es poco convincente.



Las interpretaciones son buenas, aunque Viggo Mortensen, a pesar de que da el papel muy bien, no es que sea muy dúctil. Siempre pone la misma cara (porque su personaje es así de estoico) y las mismas poses. Los mejores son los personajes "secundarios", pero inmensamente importantes, como el tío de la protagonista, encarnado por el excelente director polaco Jerzy Skolimovsky.
Excelente la banda sonora de Howard Shore y la fotografía de Peter Suschitzky.
En resumen, una película maja, como digo estimable, al poseer elementos muy positivos, como los ya apuntados y algunos diálogos, pero también en cierto modo, si no decepcionante, sí algo insatisfactorio. Tal vez sea injusto puesto que, aunque sea inconscientemente, quería que fuera, al menos, como "Una historia de violencia", pero el poso que deja es de un buen film, pero mejorable.
Al finalizar la proyección el público aplaudió, pero sin ninguna pasión.

¡Ah!, en cuanto a las escenas violentas, será muy comentado cuando se estrene, la pelea en los baños. Ahí sí que algunos aplaudieron efusivamente, sobre todo por el modo de finalizarla (no apto para estómagos delicados, aviso).
---

---

4 comentarios:

BUDOKAN dijo...

La última de este director canadiense me había gustado mucho y es por ello que espero de este film un poco más. Saludos!

travismagee dijo...

Hola, Budokán,

Pues si esperas más de esta que de "Una historia de violencia", quizás te decepciones, o al menos no veas lo que esperabas.
Creo que aquella era superior, pero esta es una buena película, no cabe duda.

Un saludo a todo/as.

Travis (Iñaki)

Azid Phreak dijo...

Yo también esperaba algo parecido a Una Historia de Violencia, aunque veo que no van por ahí los tiros. Al menos será cine negro ¿no? ¿o es más tirando a thriller?

Sea como sea estoy esperando verla...

Un saludo Travis!

travismagee dijo...

Hola, amigo Azid,

Pues sí, es más bien un thriller con reminiscencias shakesperianas, y que toma elementos de otras películas.
En este sentido se puede decir, sin miedo a equivocarse que el guión no es original, pero sí que Cronenberg, como maestro tras la cámara que es, le dota de personalidad propia, al igual que hace Tarantino con las suyas.
Y no, no es tan buena como "Una historia de violencia", pero sí es muy estimable y, visto lo visto hasta ahora en el Festival, bien podría ganar la Concha.