martes, octubre 30, 2007

A TRAVÉS DEL HUCARÁN (Ride in the Whirl Wind) (USA, 1966) Western

Director: Monte Hellman
---
Intérpretes Principales: Cameron Mitchell, Jack Nicholson, Tom Filer, Millie Perkins, Harry Dean Stanton, Katherine Squire, George Mitchel.
---
Argumento: Tres cowboys amigos, se dirigen, tras haber trabajado duro en otro estado, a un lugar diferente donde quizás logren trabajo fijo o, quién sabe, tener su propio rancho.
Cuando están ya muy cansados, ven una choza y se acercan para ver si sus moradores les dan algo de comer o beber. Así lo hacen, se trata de cinco hombres, uno de los cuales está herido, dicen porque se cayó del caballo y se hincó su propio cuchillo. No se lo tragan pero no hacen comentarios.
Allí pasan la noche y cuando, al amanecer, se disponen a marchar en paz, comienzan a ser tiroteados por un grupo de hombres. Son el grupo de persecución de la Ley del lugar, ya que los moradores de la cabaña son ladrones de diligencia, que también han asesinado en sus golpes.
Los tres amigos, que no tienen nada que ver con eso, tratan de huir, pero uno de ellos cae de un balazo...
---
Mi opinión: Curioso western, que no sé por qué la tenía en mal lugar y nunca había querido verla a pesar de ser un amante del western. Supongo que fue porque una vez leí por ahí que era muy rara, apenas parecía del oeste o algo parecido.
Sin embargo, se trata de una buena película, muy entretenida e interesante, a pesar de que, en efecto, tiene pocos elementos, siendo modesta en su propuesta, planteamiento y producción.
Es una producción de "Proteus", productora (valga la redundancia), creada por el maestro de los productores (y sigue la "rebuznancia)" independientes Roger Corman, el propio director Monte Hellman y Jack Nicholson, que gracias a Corman comenzó a trabajar en el cine como actor, quedándole para siempre profundamente agradecido.
Hellman, gracias a un medido guión, narra con habilidad y astucia una historia clásica de persecución del inocente (en este caso son tres), a quien le achacan un delito que no ha cometido.En esto no hay nada original, pero sí la forma en la que está explicado todo, siendo bastante minimalista en los diálogos y gestualidad de sus intérpretes.
No hay nada excesivo, habiendo los tiros que tiene que haber, ni uno más ni uno menos, ni una sola palabra malgastada.
Su duración es de apenas 77 minutos, tiempo más que suficiente para establecer un buen estudio psicológico de los personajes, de los que llegamos a saber lo estrictamente necesario para situarlos en la acción descrita.



Preciosa fotografía que choca con la dureza del paisaje, paisaje que tiene vital importancia en el devenir de los personajes.
En definitiva, un más que digno western, que se dice es claramente inferior al otro que creó la misma productora: "El tiroteo". Pues si es así, espero tener la oportunidad de poder verla algún día.
---

2 comentarios:

BUDOKAN dijo...

Hola, qué grato recuerdo que me traes porque pude ver este film hace unos años en el cine en companía de Monte Hellman y su familia. El decía que era una road movie más que un western. Saludos!

travismagee dijo...

Hola, Budokan,

¡Hombre, pero qué me dices, con el propio Monte y family!

Pues vaya suerte, amigo. Podrías contarnos algo más, en qué ocasión fue, si fue en algún Festival quizás...

Un saludo.

Travis (Iñaki)