lunes, noviembre 12, 2007

LEONES POR CORDEROS (Lions for Lambs) (USA, 2007) Político

Director: Robert Redford
---
Intérpretes Principales: Robert Redford, Meryl Streep. Tom Cruise. Michael Peña. Derek Luke, Andrew Garfield. Peter Berg. Kevin Dunn.
---
Argumento: En nuestros días, un senador de Los Estados Unidos tiene, en su despacho, una entrevista con una veterana periodista que ocho años atrás le ensalzó y promocionó como el futuro del Partido Republicano.
Dicho senador le confiesa que ha preparado una nueva estrategia en la lucha contra los talibanes de Afganistán, con la que ganarán definitivamente la guerra.
La propuesta es artera y muy peligrosa, por lo que a la periodista le quedarán muchas dudas sobre la posibilidad de publicarla.
Mientras ellos hablan, la primera parte del plan ha comenzado, y un grupo de marines se ha adentrado en zona muy peligrosa talibán, con el resultado de un ataque a su helicóptero, con el resultado de un muerto y dos desaparecidos, dos amigos de toda la vida, que estudiaron juntos en una Universidad donde un profesor intentó en vano que se alistaran.
Dicho profesor mantiene una charla en su despacho con un meritorio estudiante, que parece haber perdido su ardor y ganas de aprender. Intentará concienciarle y que retome la ilusión perdida
.
---
Mi opinión: Excelente película, bien dirigida por Robert Redford, a la par que interpretada por él mismo y un grupo de pocos pero estupendos actores/actrices.
Film eminentemente político, que aborda con mesura y buen tono un asunto de la más candente actualidad, importantísimo para la seguridad en el planeta.
Los tejemanejes de la política estadounidense en cuanto a la actuación de sus tropas en al conflicto armado Irak-Afganistán (a la que ya se puede añadir con toda intención a Irán y su aparentemente real amenaza nuclear), quedan manifestadas de forma creíble y veraz, tomando datos pasados y presentes, que ponen de manifiesto los oscuros y bastardos intereses económicos del Gobierno estadounidense.



Y para expresarlo, Redford nos lo narra en tres vertientes, tres fases complementarias. La de un chico, estudiante en una Universidad, que gracias a los acontecimientos mundiales que continuamente suceden, ha perdido la ilusión en un mundo mejor donde la paz y la justicia imperen, desmarcándose de la lucha personal que podría aportar su granito de arena en solucionarlo.
La segunda vertiente la forman los dos soldados, antiguos y muy brillantes estudiantes de dicha Universidad que, teniendo un futuro halagüeño, ganado a pulso gracias a su esfuerzo, prefieren tomar partido alistándose en una guerra en la que no creen, pero que consideran deben tomar parte, en un acto de responsabilidad social para con su patria.
Y la tercera, la del senador y la periodista, donde vemos con claridad las perversas conexiones entre la política y la prensa, con los políticos intentando ganarse sus favores para así tener su connivencia y tener más fácil el beneplácito de sus confiados ciudadanos a los que con toda seguridad mangonearán sin ningún rubor.


Todo ello contado en tan solo algo más de hora y media, con lo que el guión no puede ser más medido y ajustado, rico en buenos diálogos y, como he dicho antes, excelentes interpretaciones.
Una muy estimable película, que ayudar a reflexionar sobre un tema de vital importancia, haciéndolo de forma muy entretenida y nada maniquea. Fomenta el pensamiento libre y la integridad personal, frente a los lobos que amenazan a los confiados corderos
.
---