jueves, diciembre 27, 2007

TEXAS LADY (USA, 1955) Western

Director: Tim Whelan
---
Intérpretes Principales: Claudette Colbert, Barry Sullivan. Ray Collins. James Bell, Horace McMahon, Gregory Walcott. John Litel. Douglas Fowley.
---
Argumento: En un barco que navega en New Orleáns, allá por 1885, está teniendo una magnífica partida de póker entre el mejor jugador conocido y una bella desconocida dama vestida de negro.
Ella le gana dos veces y le deja sin blanca.
Quedan para desayunar y entonces ella le cuenta que se ha estado preparando dos años para jugar contra él y ganarle cincuenta mil dólares, la cantidad que su padre perdió años atrás contra él.
Eso hizo que su padre desfalcara y se quitara la vida. La mujer le dice que se trasladará a un pueblecito de Texas, donde llevará un periódico que ha heredado.
El jugador le dice que volverán a verse las caras.
Una vez en Texas, la muchacha, por ser mujer y por ser valiente y libre de ideas, tendrá problemas de todo tipo. Desde legales para poder llevar el negocio del periódico hasta personales con los dos principales mandamases del lugar, así como con el corrupto joven y apuesto sheriff.
Cuando ella, por sus medios, está tratando de salir a flote, aparece de nuevo el jugador de póker, que parece quiere la revancha.
---
Mi opinión: Modesto pero entretenido western de serie más bien B, aunque con buenos intérpretes, sobre todo en su pareja protagonista. Ella, Claudette Colbert, es la absoluta protagonista, el personaje más rico de todos, lo que constituye algo sorprendente en un western, aunque no sea el único caso.
Alrededor de ella circula todo, suponiendo su personaje un aire fresco a una época, circunstancias y lugares en el que la mujer era un simple elemento decorativo, o "la señora de…", siempre a la sombra de su hombre.
Aquí no, aquí tiene ideas propias, formas elegantes e inteligentes de llevar las cosas por los medios legales, y siempre libre de prejuicios y con la intención de ser una persona libre.
En ello radica lo mejor de esta cinta, que en su primer tercio alcanza cotas francamente agradables, con una buena y clara narración de los hechos y un buen hacer de todos sus intérpretes.
Los diálogos son buenos y fluidos y la puesta en escena rica en bonitos elementos decorativos. En este sentido, la dirección artística de interiores, vestuario y peluquería son excelentes, con un buen empleo del color.


Es una verdadera lástima que, poco a poco, la acción se vuelva algo lenta y aunque en todo momento sea entretenida, la peli se queda, en algunos momentos en tierra de nadie, llegando a tener algunas escenas un tanto extrañas, como los dos acercamientos de la protagonista al malvado sheriff del lugar. Se supone que lo hace para hacerle cambiar al lado bueno, pero ni la forma ni el fondo son los adecuados, pareciendo que, en efecto, busca algo de él, pero no lo que parecía. Luego se ve que no, pero lo cierto es que llegar a parecerlo. En fin, que creo honestamente que no está bien explicado este espinado asunto con algo de carga sexual (o mi mente calenturienta lo percibió así).
Por lo demás, no hay mucha acción, más bien poca, aunque los pocos tiros que hay están bien resueltos.
Un canto a la bendición del progreso que trae el beneficio de la humanidad, así como a la fuerza e inteligencia de la mujer, que tiene personalidad propia en este mundo y es capaz de lo mismo o más que un hombre, aunque lo logre por otros medios.

---