jueves, enero 17, 2008

HOMENAJE A BRAD RENFRO: IDOLOS, MENTIRAS Y ROCK AND ROLL (Telling Lies in America) (USA, 1997) Drama


Ayer se supo oficialmente que el martes 15 de enero de 2008 falleció en su casa, de momento, por causas que se desconocen (aunque se sospechan...) el actor de tan sólo 25 años de edad, Brad Renfro.
Brad había nacido el 25 de julio de 1982 en Knoxville, Tennessee (USA) y con 12 años debutó en el cine de la mano de Joel Schumacher en la interesante "El cliente", junto a nada menos Susan Sarandon y Tommy Lee Jones, entre otro/as.
Con este film demostró que se podía contar con él en el futuro pues indudablemente tenía madera. Siempre es una duda un intérprete tan joven, pues el futuro siempre es incierto, pero Renfro siguió interpretando buenas películas, como la entrañable ""Que nada nos separe", con un personaje en el fondo muy bueno, aunque con una rebeldía interior importante...tal y como parece ser que fue en la realidad (en este humilde blog hablo de este filme en el género del Drama).
Pronto, aunque siguió regularmente haciendo cine y demostrando sus buenas cualidades dramáticas, comenzó a tener problemas con las drogas, siendo incluso despedido al comienzo de algunos rodajes por su mal comportamiento y actitudes negativas a causa de este problema.
Se le dieron oportunidades y siguió, ahora de forma más esporádica, interpretando.
En los últimos tiempos parecía, al menos desde la distancia, que se había resituado en la industria. Su prematura muerte ha provocado que nunca se sepa ya si habría llegado alto o habría dejado este trabajo con el paso de los años.
Sea cual sea la causa de su muerte, rogamos por él y le deseamos que haya alcanzado la paz que quizás nunca tuvo en el fondo.
---
Comentaré una de las cinco películas que he visto de él a lo largo de mi vida (el resto en mi página web pelis ignacio bilbao):

IDOLOS, MENTIRAS Y ROCK AND ROLL (Telling Lies in America)
---
Director: Guy Ferland
---
Intérpretes Principales: Kevin Bacon, Brad Renfro, Maximiliam Schell, Calista Flockhart, Paul Dooley, Jonathan Rhys Meyers, Luke Wilson.
---
Argumento: En el año 1960 un disjockey venido a menos, expulsado de varias emisoras nacionales por chanchullos fuera de la legalidad, llega a una pequeña ciudad.
Para comenzar contrata a un chico menor de edad, al que engatusa y le hace pensar que es su amigo, para que más tarde le pase sobres de otras personas.
El chico está engañado, pero pronto sabrá la verdad
.
---
Mi opinión: Buena película, gracias a un estupendo guión de ¡Estherzas!. Increible.
El autor de temas como "Instinto básico" y otras películas donde lo sexual prima sobre el resto.
Aquí se centra en la vida de una comunidad y de unos personajes en busca de sus sueños de superación. Y lo hace con mesura y dignidad.


La realización del joven Ferland sabe extraer la finura y delicadeza del material, un material que en manos de otras personas hubiese desembocado en otra películas de "descerebrados adolescentes".
Perfecta ambientación, soberbia banda sonora, humanas interpretaciones, diálogos concisos...
Una buena película...que pasó por las carteleras casi casi sin pena ni gloria.
---

3 comentarios:

Raquel dijo...

Navegaba por el 20 minutos y de repente me encontré con la noticia.

El chavalín que me había enamorado en "El cliente", muerto.. y sí, sospechosamente.

También me encantó su papel en la película "Verano de corrupción".

Ésta no la he visto. En fin...

Saludos!

Anónimo dijo...

Es una gran pérdida, Brad sabía seleccionar sus papeles tenía mucho talento, lo demostró desde el primer momento, sus problemas de rebeldía y su adicción a las drogas le pusieron fin a todo su potencial. Es una pérdida lamentable.

travismagee dijo...

Hola, amigo/s Raquel y anónimo,

En efecto, una gran pérdida, para empezar en el plano estrictamente humano.
Que una persona muera en esas condiciones, y con tan sólo 25 años de edad es para entristecerse.
Y si además eres cinéfilo o simplemente gran aficionado al cine, pues te da más pena.
Y eso que en estos momentos el bueno de Brad no estaba en la cresta de la ola cinematográfica, pues estaba intentando, una vez más, resituarse en la difícil industria del cine. Pero parecía que las cosas no le iban mal y como he visto en la Red, tenía algunas películas en fase de postproducción. En fin, nunca sabremos si lograba o no salir del pozo y, como Robert Downey Jr. conseguía establecerse en la industria y tal vez hasta triunfar en ella.

Si somos creyentes, recemos por él. Si no, simplemente le recordemos como un buen (que lo era) actor, que nos deleitó no pocas veces con su trabajo.

Un afectuoso saludo a todo/as.

Travis (Iñaki)