viernes, febrero 29, 2008

ÁNGELES E INSECTOS (Angels and insects) (Gran Bretaña, USA; 1995) Drama

Director: Philip Haas
---
Intérpretes Principales: Mark Rylance, Kristin Scott Thomas, Patsy Kensit, Jeremy Kemp. Douglas Henshall, Annette Badland, Chris Larkin, Anna Massey.
---
Argumento: A una gran casa, de una buena familia británica, llega a mediados del Siglo XIX un joven científico que ha pasado varios años en el Amazonas estudiando los increíbles y nada conocidos insectos que viven allí.
En su recepción conoce a Regina, una de las hijas del señor de la casa que, aficionado también a los insectos, le ha tomado como su protegido.
Se enamora de ella al instante, mientras no le presta mucha atención a otra de las hijas, una muchacha inteligentísima, que conoce bien todas las artes.
Un día se declara a Regina y ella, ante su asombro, le acepta. Se casan y tienen un par de niñas, de una tacada.
La vida en la mansión transcurre más o menos tranquila, aunque algunas cosas no van nada bien, como el que uno de los hijos del señor de la casa, no deja de meterse con el científico debido a su humilde procedencia
.
---
Mi opinión: Estimable cinta británica, dirigida con exquisitez y elegancia por Philip Haas, que adapta la novela de A.S. Byatt, " Morpho Eugenia".
Se trata de una bonita película, siempre entretenida e interesante, a pesar de que la mayor parte del tiempo apenas suceda nada realmente extraordinario, pero siempre avanza la acción por medio de estudiados elementos y aspectos visuales, muy creativos desde el punto de vista formal.
La fotograía es preciosa y la ambientación perfecta, como solo saben conseguirlo en el cine inglés, aunque esté coproducida por los Estados Unidos.



Peluquería, decorados y vestuario, son ricos en cromatismo y colorido, amén de que la puesta en escena es eficaz.
Los diálogos son buenos y mejoran por la excelente composición de sus intérpretes, todo/as en estado de gracia.
Los convencionalismos sociales, la hipocresía de la alta sociedad, la lucha por conseguir los sueños, y una historia de amor, sorda pero emotiva, dan lugar a una cinta que deja un buen sabor de boca, aunque no se recuerde, pasado un tiempo, por nada especial. Simplemente porque es buena, sin más
.