viernes, febrero 22, 2008

SOLOS EN LA OSCURIDAD (Alone in the Dark) (USA, 1982) Terror

Director: Jack Sholder
---
Intérpretes Principales: Jack Palance, Donald Pleasence, Martin Landau. Dwight Schultz, Erland van Lidth. Deborah Hedwall. Lee Taylor-Allan. Phillip Clark. Elizabeth Ward.
---
Argumento: A un hospital psiquiátrico llega un joven doctor, sustituyendo a otro colega que se había hecho respetar entre los internos.
El director que hay es un hombre ya algo mayor, que defiende a sus internos por muy malas cosas que hagan.
Uno de los internos llega a la conclusión de que el nuevo doctor ha sustituido al antiguo asesinándole. Por ello, convence a otros tres compañeros para que se escapen y le visiten en su casa, asesinándole.
En efecto, aprovechando un gran apagón, se escapan, asesinando a dos personas, y se dirigen a la casa del doctor, donde vive con su hijita, su esposa y su recién llegada hermana menor
.
---
Mi opinión: Film considerado de culto, apreciable en su horror psicológico, que va in-crescendo hasta llegar a un clímax de sangre y muerte.
Está bien narrado por Jack Sholder, no lo olvidemos, el realizador de la excelente "Hidden (Oculto)", y consigue un muy estimable trabajo de sus soberbios intérpretes Donald Pleasence, Martin Landau y Jack Palance, los dos últimos sobrecogedores en su locura. Aunque, curiosamente fue la actriz Elizabeth Ward quien fue galardonada con el premio a la mejor actriz en el Festival de cine de Sitges (Catalunya), en el año 1983.
La película solo tiene como algo negativo, que no consigue en todo momento un ritmo fluido, ya que, por el medio, se paraliza un tanto, habiendo algunos minutos, quizás necesarios, pero no muy amenos. Pero el resto está bien medido, con una gran tensión dramática, buenos diálogos, muy sencillos y una puesta en escena sin estridencias, siempre al servicio del buen argumento.



La verdad es que todavía consigue azorar al espectador, aunque quizás se eche en falta un mayor cromatismo en su apagada fotografía, fotografía que puede ser la necesaria para lograr transmitir la negritud de la violenta y terrorífica historia, plagada de monstruos, pero no alienígenas, sino de aquí, de la Tierra, que acojonan mucho más al poder encontrárnoslos una mala noche por las calles de nuestro barrio.
---