domingo, abril 20, 2008

PIRATA BLACK HAWK (GAVILÁN NEGRO, EL) (Pirata dello sparviero nero, Il) (Italia, Francia; 1958) Aventuras

Director: Sergio Grieco.
---
Intérpretes Principales: Gérard Landry. Mijanou Bardot. Andrea Aureli. Pina Bottin, Ettore Manni, Eloisa Cianni. Germano Longo, Raf Baldassarre.
---
Argumento: Un afamado pirata y su fiel tripulación se enfrentan con un malvado duque llamado Manfredo que ha usurpado el trono con una banda de piratas, tras asesinar al verdadero Duque y a casi toda su familia.
Solo se han salvado la hija y el hijo pequeño.
La hija consigue reunirse con su amado, un fiel seguidor del finado Duque quien, junto a varios valientes, formarán un grupo de combatientes contra el mal, y no cejarán hasta derrocar al malvado Manfredo y rescatar al hijo pequeño del Duque, que ha sido secuestrado por un traidor
.
---
Mi opinión: Mediocre película de aventuras, co-producida por Italia y Francia, antes, eso sí, de la edad de oro del género de aventuras mediterráneas que tuvieron lugar en los años sesenta, principalmente.
De todas formas, y aunque trata de seguir la buena estela del género de aventuras hollywoodiense, no consigue sino alcanzar bajas cotas de calidad y de entretenimiento.
Se puede ver, de acuerdo, pero es muy pobre en casi todos los sentidos, aunque bien es verdad que en capítulos como peluquería y sobre todo vestuario, no está mal.
Pero no hay imaginación alguna en la puesta en escena, con bastantes luchas a espada, eso sí, por lo que no es plúmbea, pero sin nada original que llevarse a la boca.
Además, existen algunas escenas un tanto ridículas, como cuando al amigo del chico, junto con las dos chicas y el hijo pequeño del Duque son apresados en una mazmorra, llenándose esta poco a poco de agua, con la intención de ahogarles. El agua entra a borbotones y llega casi hasta sus cuellos, pero con eso de que vienen los buenos a rescatarles, pasan muchos minutos y el agua no sube un puñetero centímetro. Es más, hay un plano donde se ve que ya el agua no les llega hasta el cuello sino sensibelmente más abajo.


Pero la palma de las escenas cutres, aunque resulta tremendamente simpática, es aquella del extra montándose velozmente a un caballo, para huír. El jinete salta al caballo y es tal el ímpetu con que lo hace que casi casi se pasa por la cabeza del equino y cae al suelo. Es decir, que le falta un pelo para atravesar de parte a parte al caballo de marras. Porque se choca contra el cuello del hasta entonces feliz animal, que si no... (no, no es broma, se choca, se choca).
Como no podía ser de otra forma finaliza la peli como cabía esperar y es que es previsible hasta la náusea.
Como curiosidad cinéfila sin más importancia, decir que trabaja la hermana mayor de Brigitte Bardot (5 años le saca). Y se le parece, francamente
.