miércoles, mayo 14, 2008

HONDO (USA, 1953) Western

Director: John Farrow
---
Intérpretes Principales: John Wayne, Geraldine Page. Ward Bond. Michael Pate. James Arness. Rodolfo Acosta. Leo Gordon. Tom Irish, Lee Aaker. Paul Fix.
---
Argumento: Hondo Lane es un correo de la caballería que se convierte en protector de Angie Lowe, una mujer que vive en una aislada granja, y en una figura paterna para Johnny, el hijo de ésta.
Angie, decidida a esperar el regreso de su brusco marido, rehúsa dejar su hacienda a pesar del inminente peligro procedente de unas cercanas tribus de indios Apaches.
Pero pronto se siente más y más atraída por el desconocido Hondo, un hombre endurecido por sus experiencias pero todavía capacitado para la simpatía, la amabilidad y el amor
.
---

Mi opinión: Considerado como un western menor tanto en dicho género como en la filmografía del Duke (John Wayne), se trata de una película francamente bonita, muy agradable de ver y que deja un estupendo sabor de boca a trabajo bien hecho tanto detrás como delante de las cámaras.
No tiene prácticamente nada verdaderamente original, pero sí que sus elementos están bien coordinados, mezclándose la violencia con el romanticismo, el humor y el intimismo, con singular presteza.




John Farrow, padre de Mia, considerado por la crítica especializada como un dúctil artesano y no mucho más (que no me parece poco), logra una cinta muy amena, que se sigue con atención e interesa en todo momento
.Comienza con tranquilidad, presentando a los tres principales personajes a través de fáciles pero determinantes diálogos, con lo que el espectador les conoce y simpatiza.
Poco a poco, la acción, muy bien rodada, con buenas escenas como la emboscada a orillas de un riachuelo al protagonista, hacen que el nivel de tensión aumente, alternándose junto a otras más jocosas, como la de Hondo enseñando al chaval a nadar de una forma digamos poco ortodoxa.
Rodada en preciosos y algo duros paisajes, magnificados por una bella fotografía a todo color, tan solo tiene un pero, vista desde una perspectiva actual, y es la de que se rodó en 3-D, un sistema que pasó sin pena ni gloria, y que ahora, viéndose la peli en televisión, apenas puede mover más que a la sonrisa.
Buenas interpretaciones de todos, con un Wayne más romántico que nunca (la escena nocturna con la chica a orillas del río) y, sobre todo, de Geraldine Page, espléndida en su segundo trabajo en el largometraje, y que le reportó una merecida nominación al Óscar.




Además, contiene un alegato, no completamente a favor de los indios, en este caso de los apaches, pero sí que les dignifica en cuanto a que queda claro que los hombres blancos les mintieron en el Tratado de Paz que firmaron. Luego se convierten en asesinos implacables, asesinando a familias enteras (no se ve en el filme, pero se habla de ello), pero al menos se justifica diciendo que por esa causa mataron a tantos inocentes.
Bueno…para la época en la que fue rodada no me parece un dato insignificante
.