miércoles, junio 11, 2008

FROSTBITEN: 30 DÍAS DE OSCURIDAD (Frosbiten) (Suecia, 2006) Terror

Director: Anders Banke
---
Intérpretes Principales: Petra Nielsen, Grete Havnesköld, Emma Åberg, Carl-Åke Eriksson, Per Löfberg, Jonas Karlström, Mikael Göransson.
---
Argumento: En el año 1944, en plena II Guerra Mundial, en los bosques helados de Ukrania, varios soldados alemanes intentan escapar de sus enemigos, cuando se refugian en una cabaña abandonada.
Durante la noche son atacados por una mujer que les muerde en el cuello a varios.
Los cuatro soldados que quedan vivos matan a la mujer y entierran un pequeño ataúd donde hay alguien vivo todavía.
Sesenta años después, Annika y su hija Saga se mudan a Upland, un remoto pueblo cercano al Ártico. Allí descubren extrañas muertes, desapariciones y accidentes, mientras extrañas criaturas sedientas de sangre rondan en la oscuridad de la noche que nunca termina.

---
Mi opinión: Francamente mediocre película de terror sueca, que resulta, si se mira bien, una tomadura de pelo.
No obstante, sus efectos especiales están bien y hay algunas cosas conseguidas, aunque siempre dentro de la medianía.
Lo mejor de todo, y casi lo único, es la conversión en vampiro del bueno de Christopher, un buen muchacho que toma de broma una extraña y atractiva píldora, y la que arma en la casa de los padres de su novia la noche en que ha sido invitado a cenar. Aquí sí que hay varias cosas majas, como lo que pasa con el conejito de la familia.
Por lo demás, y aunque el arranque en Ukrania, en plena II Guerra Mundial, tiene fuerza y hace concebir falsas esperanzas, el desarrollo posterior, con la mezcla de humor y terror, bastante chapucera (la mezcla), hace que el film, pese a sus premios en algunos festivales del género, resulte algo pesado y anodino en algunas fases.



Cierto es que no se sabe qué pasará en la siguiente escena, pero aunque así sea, aunque no sea muy previsible, tampoco interesa mucho dado el desconcierto que causa, dejando que la indiferencia hacia todo el tinglado sea la constante.
Es muy irregular y está bastante pobremente dirigida, con un montaje que no le resta fuerza dramática e interés.
Una pena, pero creo que es una pequeña (y a pequeños ratos simpática) chapuza, aunque haya aciertos como la buena buena banda sonora y la fotografía, esta última desaprovechada
.