sábado, junio 21, 2008

PASTOR DE LAS COLINAS, EL (The Shepherd of the Hills) (USA, 1941) Western, Drama

Director: Henry Hathaway
---
Intérpretes Principales: John Wayne, Betty Field, Harry Carey, Beulah Bondi. James Barton. Samuel S. Hinds, Marjorie Main, Ward Bond, Marc Lawrence.
---
Argumento: En una región de las altas montañas, una familia se gana la vida con la venta ilegal de alcohol.
Tienen destilerías y siempre andan por delante de La Ley.
El sobrino de ellos es Matt, un rudo hombre, bueno en el fondo, pero con el odio metido en el cuerpo gracias a su tía.
El caso es que su difunta madre fue abandonada por su padre, a quien debe matar en cuanto le eche la vista encima.
Ni siquiera el amor que siente por Sammy, una bonita muchacha, es suficiente para quitarle los malos pensamientos.
En esto que aparece de súbito un hombre ya muy mayor, de aspecto bonachón, que desea comprar las tierras que pertenecieron a la familia muchos años atrás.
El hombre se gana la confianza de todos los lugareños por sus buenas acciones, pero la familia del rencoroso muchacho no acaba de convencerse
.
---
Mi opinión: "El dinero es lo único que las manos no pueden ensuciar".

Bonita película de Henry Hathaway que, como en aquellos tiempos de primeros de finales de los treinta y comienzos de los cuarenta, adapta una buena novela, en este caso de Harold Bell Wright.
Al igual que hizo con "El camino del pino solitario", con la que tiene bastantes puntos en común, crea un western por sus referencias temporales y circunstanciales, pero escorado de lleno en el puro y duro drama.
Por ello se podría muy bien considerar un drama más que "una del oeste", pero tanto la ambientación, como vestuario, psicología de los personajes y época y lugar en la que se desarrolla la historia, entran con pleno derecho en el género rey por excelencia.
Está muy bien narrada y solo resulta negativa en cuanto a su previsibilidad, aunque también hasta cierto punto.
Lo principal, que es la verdadera personalidad del forastero recién llegado (un sobrio y excelente Harry Carey, el verdadero protagonista del film), ya se sabe desde que aparece, pero no qué sucederá al final, un final un tanto atípico aunque completamente consecuente con la historia.
Soberbia fotografía a todo color, que magnifica unos bellísimos paisajes, duros pero preciosos al mismo tiempo, con sus montañas escarpadas, sus frondosos bosques y sus cristalinos lagos. Una tierra que, no obstante, encierra peligrosas leyendas que hablan de malos augurios y a donde hay que adentrarse lanzando sortilegios voz en alta.


Estupendas interpretaciones, sobre todo de las brillantes actrices: una dulce Betty Field, una inclemente y envenenada Beulah Bondi y una humana Marjorie Main.
Buenas escenas, como la pelea puñetazo limpio entre John Wayne y "su primo" Ward Bond, en medio de un buen puñado de ovejas y con la chica saliendo volando literalmente tras chocarse ambos "animales" contra el carromato donde estaba tranquilamente ella sentada. O/y también la humorística de la tienda con el dueño buscando dinero de entre sus muy variados utensilios, donde ha guardado los billetes durante años.
Final positivo al abogar por el perdón y la búsqueda de la paz entre los seres humanos, con una última escena de gran lirismo y simbología
.