martes, enero 20, 2009

30 DÍAS DE OSCURIDAD (30 Days of Night) (USA, 2007) Terror





Director: David Slade
---
Intérpretes Principales: Joss Hartnett, Melissa George, Danny Huston, Ben Foster, Mark Booone Jr, Mark Rendall
---
Argumento: En el pueblo más alejado de Los Estados Unidos, al norte y nevado, está a punto de comenzar la etapa en la que la población estará 30 días seguidos sumidos en la más completa oscuridad pues el sol no saldrá.
Solamente se valerán de la electricidad como único recurso.
Es por ello que muchos habitantes se despiden de los familiares que se quedarán en el pueblo, y ellos se irán a otras ciudades, hasta que pase el largo y oscuro mes.
Una de las personas que quieren irse es la esposa del sheriff del lugar, quien quiere alejarse de él por alguna cuestión personal. Sin embargo perderá por poco el avión y deberá quedarse.
Hará falta en el pueblo, pues el mismo día, llegan unos extraños y terroríficos seres que se dedican a exterminar a cada habitante que ven, mordiéndoles en el cuello hasta morir, como si fueran vampiros. ¿O lo son en realidad?
---
Mi opinión: Interesante planteamiento, sin ambages culturales de ningún tipo y yendo al gran desde las primera imágenes.
Sin embargo, es en su desarrollo donde no convence convenientemente.
Está bien en cuanto a mero entretenimiento, siguiéndose sin ningún problema la historia, que resulta atrayente desde sus primeras e inquietantes imágenes.
Hay tensión bien medida al principio y contiene buenas escenas cargadas de intriga y puro terror gore.




Sin embargo, a medida que avanzan los acontecimientos, se torna algo repetitiva y la tensión se diluye algo comenzando a oírse algunos diálogos que resultan algo sentimentales, hecho que no beneficia precisamente al conjunto.
Menos mal que el final está bien, con unos minutos finales bellos, románticos y tristes a la vez, que casan perfectamente con el clímax y espíritu del film. Aquí se alejan los guionistas de resultar condescendientes con el gran público, ofreciendo un final completamente creíble y razonable.
Es por ello que al final la peli no deja mal sabor de boca, aunque claramente se tiene la cierta sospecha de que se podría haber hecho algo mejor dados los buenos mimbres de que se disponían.
Estupenda fotografía y otro papel “marciano” para el gran Ben Foster, un excelente actor que me temo que si sigue así quedará peligrosamente encasillado
.