jueves, enero 08, 2009

OLA, LA (Welle, Die) (Alemania, 2008) Drama Social. Nota media de la encuesta: 6

Director: Dennis Gansel
---
Intérpretes Principales: Jürgen Voge. Frederick Lau. Max Riemel. Jennifer Ulrich. Christiane Paul. Jacob Matschenz, Cristina do Reg.
---
Argumento: Alemania hoy.
Durante la semana de proyectos, al profesor de instituto Rainer Wenger, al que se la asignado contra su voluntad el tema de la autocracia, se le ocurre la idea de un experimento que explique a sus alumnos cuál es el funcionamiento de los gobiernos totalitarios. Comienza así un experimento que se le irá de las manos ante el entusiasmo mostrado por sus alumnos
.
---
Mi opinión: Oportuna revisitación a la Alemania actual, de un atractivo pero peligroso experimento que ideó un profesor en la California de finales de los sesenta, cuando se le ocurrió organizar en su clase un grupo donde se debía obeceder al jefe absoluto y como un solo hombre ir consiguiendo objetivos que pasaron, yéndosele de las manos al profe, a la manos contra todo aquél/aquélla que no seguía sus directrices.





En esta ocasión, al ser Alemania, el peligro del nazismo atisba en el horizonte, al plantelarles el pfofesor a sus alumnos si creen o no en que actualmente podría volver a emerger. La respuesta es no, y ahí comienza una historia llevada al límite, hecho que se magnifica en un final, creo yo, demasiado efectista y no demasiado creíble, que lastra un poco, a mi modo de ver, la calidad del producto final.
Y es que todo resulta muy interesante y atractivo, yendo poco a poco, mostrando al espectador un perfil psicológico de cada alumno principal, insertándolo en su quehacer diario mientras dura el experimento. Un quehacer que tiene especial significado y expresión en los partidos de wáter polo que se juegan, y donde podemos ver el cambio que supone, tanto a nivel mental como físico, en los jugadores, a su vez, alumnos del susodicho profesor, que también es su entrenador.





Buenas interpretaciones, estupenda fotografía, y un guión que no es redondo debido a algunos aspectos claramente mejorables, como el final, que considero un poco excesivo e inadecuado. Supongo que lo habrán hecho así como toque de gran atención a la juventud alemana, pongamos por caso, para que vean en qué se puede acabar si se llega demasiado lejos, pero no me ha convencido.
De todas formas, una peli entretenida y amena, que tiene mucha sustancia y supone un indudable toque de atención a un problema que ojalá no se magnifique ni extienda por el orbe
.