viernes, febrero 27, 2009

LECTURAS DIABÓLICAS (i, Madman) (USA, 1989) Terror. Nota media: 8,50


Director: Tibor Tabacs
---
Intérpretes Principales: Jenny Wright, Clayton Rohner. Randall William Cook. Stephanie Hodge. Michelle Jordan. Vance Valencia.
---
Argumento: Una actriz en ciernes, que trabaja de forma remunerada en una librería, está leyendo una extraña y fascinante novela de terror, cuyo autor desapareció misteriosamente tras escribir una segunda novela, que también prácticamente desapareció.
La novela la tiene fascinada y atemorizada y un día se le aparece o eso cree ella, uno de los personajes, precisamente el asesino, quien le confunde con otra mujer. Se lo cuenta a su novio, inspector de policía, pero naturalmente no le cree.
Un día, frente a su piso, aparece un paquete que contiene precisamente la segunda novela, titulada "I, madman".
Desde ese momento, el asesino de la novela no solamente se le irá apareciendo paulatinamente, sino que en la vida real comenzará a cometer asesinatos descritos en el libro. Y la última víctima elegida será precisamente ella, a quien arrancará el corazón si puede
.
---
Mi opinión: Extraña, mediocre si se quiere, pero francamente atractiva y sugestiva película de terror escorado hacia lo policíaco y fantástico.
Tibor Tabacs, autor de unos cuantos films de terror más o menos inteligentes, aunque no llegaran demasiado lejos, en esta ocasión logra lo que parecía difícil dados sus primeros minutos, más bien sosos: tener en un puño al espectador.
Y lo consigue gracias a una gradual subida de la tensión dramática, con escenas impactantes beneficiadas por una excelente banda sonora y una estimable actriz protagonista:
Jenny Wright.



Y Tabacs consigue aunar varios géneros: el terror, el policíaco y el fantástico, de forma atractiva visualmente amén de ofrecer algún elemento puramente gore.
Con una excelente fotografía se consigue que el interés vaya aumentando poco a poco hasta llegar a ser francamente amena y entretenida.
Momentos como la trampa que la policía le tiende al asesino en la gran biblioteca, o algún pasaje que lee la protagonista y podemos ver transportado a la realidad, denota un buen saber hacer de su realizador, que no se conforma con ofrecerle terror barato propio de los psycho killers del cine de los ochenta y noventa. Felizmente va más allá y saber jugar sus bazas de forma disfrutable.
Eso sí, el final es para gustos, no en vano se escora de lleno hacia el terreno fantástico, lo que pudiera descolocar y no convencer a ciertos espectadores, dado que hasta ese momento era más o menos verosímil y realista.
En definitiva, una agradable sorpresa, que deja, creo, buen sabor de boca, aunque podría haber estado mejor, pero no está nada mal
.