jueves, abril 30, 2009

25 KILATES (España, 2009 Thriller. Nota media: 9


Director: Patxi Amézkua
---
Intérpretes Principales: Francesc Garrido, Aida Folch, Héctor Colomé, Maria Lanau, Joan Massotkleiner.
---
Argumento: Abel es un tipo solitario que trabaja cobrando deudas a morosos. Sus métodos son directos y expeditivos. Sus resultados también. Aunque la paga es buena, el trabajo no es muy gratificante. Su sueño es dejarlo todo e irse a vivir con su hijo a una casa junto al mar. Pero su vida no es muy ejemplar, sino todo lo contrario.
Por su parte, Kay lleva desde siempre buscándose la vida en las calles. Con cuatro años, su padre, Sebas, ya la usaba como gancho para sus timos. Su padre siempre ha estado a su lado, de ahí que ella siga todavía con él, a pesar de que siempre acabe metiéndola en problemas. Ahora, con apenas 20 años, se dedica a dar pequeños palos...

---
Mi opinión: Soledad, remordimiento, ambición, corrupción, honor, responsabilidad, profesionalidad...sentimientos todos ellos profundamente humanos, que se mezclan entre sí para conformar lo que finalmente cada uno/a es.
El ser humano, según dicen, puro originariamente, según crece, vive y siente las diversas y siempre duras circunstancias de la vida, se transforma y un buen día, según lo disfrutado o padecido, toma un camino que no siempre es el correcto aunque sí el que le servirá para ir tirando por la vida y si hay suerte para llegar a la tranquilidad cotidiana y/o la felicidad, algo intangible y que se evapora normalmente como agua entre los dedos.



En esta sobria e intensa película española, obra de, ¡quién lo iba a decir!, un novato en el largometraje, los personajes están inmersos en un espiral de violencia, con escasas posibilidades de abandonarlo si no es sumergiéndose aún más si cabe en el crimen.
Los dos protagonistas, ambos doloridos y sin haber superado el mismo trauma en el pasado, la pérdida de la madre y/o esposa, intentan escapar de un destino incierto.
Aida Folch y Francesc Garrido, así como el resto del reparto, es excelente y sus composiciones rezuman verdad. En efecto, tal y como he leído por ahí, te los crees. No así todo lo que sucede.
Y es que, la dirección de Patxi Amézkua es segura y consigue interesar al espectador desde la primera toma, la del protagonista inmerso en su soledad, lidiando sin éxito con sus demonios internos.



Sin embargo, hay situaciones no explicadas, que deben aceptarse gracias a un gran acto de fe. Se las debe uno/a tragar con patatas sin preguntarse cómo ha pasado (el primer ataque del "ruso" o, sobre todo, lo que ocurre en el almacén abandonado con el rehén encapuchado).
Todo ello extraño pero muy bien filmado, con intensidad dramática, buenos diálogos y excelentes interpretaciones, repito.
En el aspecto técnico, el montaje es perfecto y la fotografía, en tonos sepias, otorgan al film el color exacto al clímax necesario del género negro: personajes perdedores, ambientes grises...
Una buena película, ganadora de los premios Biznaga de Plata a la mejor actriz (Aida Folch), mejor actor (Manuel Morón) y mejor película en la sección Zonazine, a la que sólo se le debe reprochar, en mi opinión, el que haya dos o tres situaciones que se deben aceptar porque sí, no porque estén bien desarrolladas en el guión
.