jueves, junio 18, 2009

BÚFFALO BILL EN TERRITORIO TOMAHAWK (Buffalo Bill in Tomahawk Territory) (USA, 1952) Western. Media: 5,50

Director: Bernard B. Ray
---
Intérpretes Principales: Clayton Moore. Slim Andrews. Charles Harvey. Rodd Redwing. Shooting Star, Chief Yowlachie. Chief Thundercloud. Charlie Hughes.
---
Argumento: El gran William Cody, alias Búffalo Bill, intenta por todos los medios que los indios sioux no declaren la guerra al hombre blanco.
Sucede que El Gran Padre Blanco les prometió carne para ellos, y sin embargo llevan muchas lunas sin comer, ya que las remesas de carne son atacadas sistemáticamente por hombres blancos disfrazados de indios.
Búffalo Bill y su inseparable amigo Cactus intentarán desenmascarar a los fascinerosos
.
---
Mi opinión: Muy pobre western dirigido por el ingnoto Bernard B. Ray, de esos de serie, en este caso con el héroe del far west (verdadero pues existió en la realidad) Búffalo Bill.
Por supuesto que realmente no tuvo tantas aventuras como en los filmes donde era el personaje protagonista, pero sí que, al menos, está basado en algunos aspectos de su vida.
Aquí la historia es harto convencional y no digamos la realización de B. Ray, sin imaginación, ni chispa, ni agilidad narrativa.



Todo son tópicos y situaciones mil veces vista, que no aportan absolutamente nada al género rey. Tan sólo se podría destacar, por lo curioso, la lucha a cuchillo de Búffalo Bill contra "Ciervo veloz", el hijo del jefe de los sioux, que piensa (acertadamente, todo hay que decirlo) que menos palabras con el hombre blanco y más acción. Que se han pasado la vida engañándoles, matando a los bisontes y búfalos (de esto el propio Búffalo Bill sabía un montón, de ahí su apodo) y esquimando sus tierras (en este caso hay oro en las tierras de los sioux). Y claro, Ciervo Veloz, ante ello solo piensa en luchar por los suyos, tratando inútilmente de expulsar al hombre blanco. Guerra perdida, pero loable y digna.
Por lo demás, poca duración, apenas 66 minutos, pero que, dada su falta de garra, se hace bastante larga.
Muy poquita cosa.