domingo, julio 12, 2009

SOPHIE SCHOLL, LOS ÚLTIMOS DÍAS (Sophie Scholl - Die letzten Tage) (Alemania, 2006) Drama Histórico. Media: 6,60


Director: Marck Rothemund
---
Intérpretes Principales: Julia Jentsch, Fabian Hinrichs, Gerald Alexander Held. Johanna Gastdorf, André Hennicke, Florian Stetter.
---
Argumento: Múnich, 1943. Durante la devastadora ocupación de Europa por Hitler, un grupo de jóvenes, en su mayoría universitarios, recurre a la resistencia pasiva como única solución para paralizar a los nazis y a su inhumana máquina bélica. Así nace "La Rosa Blanca", un movimiento de resistencia cuyo propósito era la caída del Tercer Reich. Sophie Scholl es la única mujer del grupo, una joven ingenua que no tardará en convertirse en una antinazi convencida e intrépida.
El 18 de febrero de 1943 detienen a Sophie y a su hermano mientras distribuyen panfletos en la universidad.
Durante los días que siguen al arresto, el duro interrogatorio al que es sometida Sophie por parte de un oficial de la Gestapo, Robert Mohr, no tarda en convertirse en un intenso duelo psicológico
.
---
Mi opinión: Buen film alemán que narra los últimos días de la vida de la joven alemana Sophie Scholl, miembro del grupo de la organización resistente "Rosa Blanca", que por medio de la distribución de octavillas y panfletos, trató, en vano, de concienciar a la población alemana de la sinrazón de la guerra europea.
Y digo "en vano" porque el objetivo de dicha organización cayó en saco roto mientras la contienda duró. Sin embargo, cuando finalizó sí que se le dispensaron honores por su actuazión, poniendo a diversas calles de diversas ciudades alemanas su nombre, a parte de otras loas. Y la historia, juez inexorable, la ha puesto en su lugar, a ella y a la organización.
El filme es duro, aunque no es propensa a la lágrima fácil, ni pretende dejar echo polvo al espectador.
Por medio de un cuidado y exhaustivo guión, nada pretencioso ni recargado en cuanto a ambientación, sino poniendo de manifiesto, sobre todo, el componente humano, los sentimientos de los diversos personajes, personificado en el personaje principal, Sophia Scholl, Marc Rothemund, el director, logra un buen trabajo, ganador de un buen número de premios internacionales, sobre todo europeos.




Y lo hace gracias a unas estupendas interpretaciones, con la joven Julia Jentsch a la cabeza, sencillamente extraordinaria, y unos diálogos veraces, con un logrado ritmo que logra captar el interés del espectador, dejándole enganchado a la trama desde el comienzo hasta el final.
Su buena banda sonora le da un aire de thriller político, por ejemplo en escenas como las de los hermanos Scholl colocando las octavillas en la Universidad donde estudia.
Y escenas como el (un pco largo) interrogatorio entre el ofcial (más humano y clemente de lo que pretende hacer crer bajo su fría fachada) de la Gestapo y la protagonista, tienen una indudable fuerza dramática.
En el estricto plano técnico no es para echar cohetes este filme, pero tiene el gran valor de la honestidad y la verdad histórica. Solo por eso merece la pena, pero hay bastante más
.