miércoles, noviembre 11, 2009

FANÁTICA (Swimfan) (USA, 2002) Intriga, Psycho Killer. Media: 4,60


Director: John Polson
---
Intérpretes Principales: Jesse Bradford, Erika Christensen. Shiri Appleby. Kate Burton. Clayne Crawford.
---
Argumento: Un joven estudiante en un instituto está a punto de ser seleccionado para los Juegos Olímpicos como nadador. Es muy bueno y tiene un gran futuro. Todo le va bien, es buen estudiante y una novia guapa y hacendosa que le quiere mucho.
Sin embargo, un mal día conoce a una sensual muchacha, nueva en el Insti, que le seduce en la piscina una noche. Ambos hacen el amor.Aunque queda claro entre ellos que sus vidas seguirán igual pues no ha significado nada serio, poco a poco comienza el chico a ser perseguido y acosado por ella. Al principio con sencillos e-mails, pero más tarde pasa a visitarle sin permiso a su casa y a inmiscuirse en su vida más privada
.
---
Mi opinión: Mala copia, tal parece al menos, de "Instinto básico", película que en su día, a pesar de ser un tremendo éxito comercial, fue negativamente considerada por la crítica. Sin embargo, tras ver pelis como "Fanática", presuntamente deudora de aquella, se ve claramente que, por comparación, les daba mil vueltas a las que vinieron tras ella.
"Fanática" es presuntuosa y nada acertada en ningún aspecto, salvo en la fotografía.




Es tonta a más no poder y realmente estúpida, con más agujeros que un colador en su guión, que resulta increíble en todo momento y nada verosímil.
Tan solo con ver la cara de "pan de dos tortas" de su protagonista, y la de bobo que pone el chico, un Jesse Bradford pre-"Banderas de nuestros padres", resulta imposible que el espectador se crea nada de lo que ve. Desde el personaje del hermano de la chica, a las chorras reacciones de los amigos y novia del protagonista...por no hablar del úlitmo cuarto de hora, una absoluta memez que no hay quien se la crea minimamente.
Como es corta (felizmente) se puede tragar, aunque no sea más que por curiosidad por ver qué desparrame cerebral se verá en el siguiente minuto. Por lo demás, abstenerse
.