viernes, enero 29, 2010

GUNG-HO! (Todos a una) ('Gung Ho!': The Story of Carlson's Makin Island Raiders) (USA, 1943) Bélico. Media: 6,50

Director: Ray Enrigh
---
Intérpretes principale: Randolph Scott. Alan Curtis. Noah Beery Jr.. J. Carrol Naish, Sam Levene, David Bruce. Richard Lane. Walter Sande. Louis Jean Heydt. Robert Mitchum. Rod Cameron.

---
Argumento: Siete semanas después de Pearl Harbour, encomiendan a voluntarios del 2º batallón de la Marina estadounidense, atacar a las islas japonesas.
Los hombres elegidos son muy diferentes, pero todos tienen en común su rudeza.
Bajo las órdenes del coronel Thorwald entrenan todas las formas de combate imaginables, aunque siempre bajo el lema: Gung-Ho, una expresión china que quiere de cir: Trabajo juntos. Por ello, todas sus acciones deberán estar sustentadas por el trabajo en común. Su primera misión: aniquilar la comandancia japonesa más grande de Makin Island.
La verdadera historia del pelotón de Carlson y el ataque a la isla Makin durante la II Guerra Mundial
.
---





Mi opinión:

"- ¿Por qué quieres alistarte en los marines?
- Yo estuve en Grecia, estuve en España, y en todos los sitios era lo mismo: fascismo
".

Francamente entretenida película bélica realizada en plena II Guerra Mundial, que sí, de acuerdo con que es patriotera y propagandística al servir principalmente para fomentar el alistamiento de los muchachos estadounidenses (preferentemente, y como siempre, "basura blanca del sur") a la II Guerra Mundial, entonces en pleno apogeo en el Pacífico, contra los japoneses.
Sin embargo hay que reconocer que Ray Enright, su director, hace un buen trabajo, sobre todo en la cuestión de presentar a los principales personajes. (encarnados por un excelente elenco interpretativo, donde podemos ver en pequeños pero jugosos papales a hombres como el más tarde excelente Robert Mitchum). En este sentido, es modélico por su concreción pero claridad expositiva de diferentes personalidades, la manera en que se alistan varios futuros marines, donde descubrimos, con tan solo unos pocos retazos de preguntas-respuestas, cómo es cada uno, de dónde vienen, cómo son, y qué buscan al desear alistarse.
Luego viene el desarrollo de la trama, convencional en la forma, pero teniendo como "verdad" lo que está contando, no en vano se trata de una acción bélica real (narrada según los vencedores, como es normal). Y aquí nos encontramos con escenas de guerra bien filmadas, sobriedad en las interpretaciones, y momentos de tensión aderezados de humor, como las que tienen lugar en el submarino que les lleva a su destino. El momento en que tres cazas japoneses les intentan destruir arrojando sobre ellos varias bombas, está contado de forma muy eficaz, mostrándose claramente el miedo de los soldados, que temen morir ahogados, hundidos muy lejos de sus hogares y seres queridos.
Un film, en definitiva, que no es ninguna maravilla, pero que deja un más que aceptable sabor de boca al resultar, creo yo, bastante digno y honesto.
Eso sí, finaliza la cinta con una perorata de un personaje (no diré cuál), mirando a la cámara, es decir, dirigiéndose diréctamente al espectador, hablando de la necesidad de participar en la contienda para así lograr un paz definitiva y duradera. Pura propaganda, sí.
¡Ah! Y en cuanto porqué no se estrenó en las salas comerciales españolas, creo que la razón estriba en, por ejemplo, el diálogo con que inicio el comentario. Un diálogo que habla de un soldado que participó, del lado de los Republicanos, en la Guerra Civil Española. Y claro, la palabra que utiliza: fascismo, se le debió atragantar a los censores franquistas. Normal.