lunes, abril 12, 2010

TED BUNDY (USA, 2002) Psycho-Killer.Media: 6,80



Director: Matthew Bright
---
Intérpretes Principales: Michael Reilly Burke. Boti Bliss. Julianna McCarthy. Jennifer Tisdale. Michael Santos. Anna Lee Wooste.
---
Argumento: Ted Bundy es un joven encantador, que vive en Seattle (USA).
Estamos en el año 1974 y Ted estudia psicología en la Universidad y posee una desarmante sonrisa.
Es un joven guapo, que vive una intermitente relación sentimental con una mujer joven que tiene una hija de una relación anterior.
Todo el mundo le aprecia, pero lo que nadie sabe es que se trata de una persona mentalmente destrozado, con una alguna psicopatología que hace que, cuando puede, sea por la noche o por la mañana, se dedique a secuestrar y asesinar a cuantas jóvenes y bonitas mujeres se le pongan en su camino, si tiene la más mínima oportunidad.
Así, durante tres años llegará a asesinar, oficialmente, a unas cuarenta chicas en diversos estados de USA.
---
Mi opinión: Terrorífica historia, sobre todo por tratarse de una triste historia real, y que dió origen a lo que ahora se llama "Asesino en serie".
Hasta la aparición del "bueno" de Ted Bundy no se había utilizado dicha expresión, pero el reguero de muertes y horrores que dejó tras su paso hizo que las autoridades y policías crearan dicho término.
A Ted Bundy se le considera el más dañino psycho killer de la historia de Los Estados Unidos. Y es que asesinó, oficialmente, a unas cuarenta mujeres, aunque se cree pudieron llegar a doscientas.
Matthew Bright, el realizador, nos relata sus horrendos crímenes sin regocijarse en elllos, mostrándolos como una crónica negra, negrísima, pero sin ninguna explicación psicológica por la que sepamos porqué hizo lo que hizo.




Comienza la película cuando empieza a asesinar, sin que sepamos cuál, cómo fue su infancia y qué demonios le ocurrió para llegar a ser el monstruo que llegó a ser.
Bright no juzga, solo expone, lo que acentúa el horror.
Hay muchas escenas de sus crímenes, sin dar obscenos detalles pormenorizados, pero ofreciéndonos con claridad meridiana su modus operandi, con total ausencia de compasión para con sus víctimas.
Al mismo tiempo de sus asesinatos, podemos ver su vida cotidiana, con la enfermiza relación con su novia, que no sabe nada de la otra vida que lleva.
También hay algún momento de humor, un humor negro y atípico, con escenas como la de la primera huida de la cárcel (más bien de un despacho del juzgado) de Bundy, o la relación sexual con su abogada delante de todas las visitas en la cárcel, previo pago de unos billetes de dólar al funcionario de prisiones.
"Ted Bundy" es una buena película, que no obstante nos deja con las ganas de saber más de ese horrendo personaje que asoló gran parte de Los Estados Unidos de Norteamérica, allá por el primer quinquenio de los setenta.
Excelente composición de Michael Reilly Burke.