martes, mayo 04, 2010

CIRCO DE LOS EXTRAÑOS, EL (Cirque du Freak: The Vampire's Assistant) (USA, 2009) Fantástico. Media: 6


Director: Paul Weitz
---
Intépretes Principales: John C. Reilly, Josh Hutcherson, Salma Hayek Chris Massoglia, Jessica Carlson, Willem Dafoe, Michael Cerveris, Ray Stevenson.
---
Argumento: En un tranquilo pueblo del medio oeste estadounidense viven dos amigos adolescentes. Uno es bueno, buen estudiante y amigo de sus amigos. El otro, Steve, es más rebelde, siempre dispuesto a repartir leña si le pegan a su amigo, o a hacer peyas o escaparse de casa por las noches.
Esto último es lo que hacen, escaparse de casa para ir a ver una función de circo, donde abundan los seres extraños y/o con aspecto monstruoso.
Durante la representación y sobre todo después de ella, comenzarán a suceder hechos extraordinarios que revelarán la verdadera naturaleza de los dos amigos y el papel que jugarán en un futuro donde está prevista una guerra entre vampiros
.
---
Mi opinión: Muy irregular film de corte sobre todo fantástico, y con ocasionales notas de terror y humor, que ha inaugurado el Festival de Cine Fantástico (FANT) de Bilbao 2010.
Sirve la cinta perfectamente para ir abriendo boca y adentrarnos en el subyugante mundo del cine donde la normalidad no tiene cabida.
Sin embargo, y dejando esto aparte, hay que decir que la película deja bastante, sino mucho, que desear. Sí, no aburre, pero ciertamente su entretenimiento es desigual, con momentos acertados (lo mejor sus títulos de crédito iniciales), con otros (más de la cuenta) que son pura paja.
Lo peor es que el guión es francamente pobre, y habiendo trabajado en él gente tan reputada como
Brian Helgeland resulta inconcebible. Aunque tal vez la razón de su mediocridad en líneas generales esté en la ruidosa pero poco atractiva dirección de Paul Weitz, que aquí parece estar un poco fuera de lugar.




También pudiera ser cierto (esto no lo afirmo, pues no he leído nada de él), que la razón de que no convenza en absoluto esté simplemente en que el material con que cuenta, esto es, la serie de libros de
Darren Shan, carezca de mínima profundidad, siendo una amalgama de otras obras bien literarias bien cinematográficas. Porque parece que se ha cogido de aquí y de allí para hacer un abotargante batiburrillo donde se mezclan churras con merinos.
Hay cosas de calidad, como la potente banda sonora de Stephen Trask (que remite más de la cuenta a
Danny Elffman), así como la fotografía nocturna de J. Michael Muro, amén de algunos atractivos personajes ((aunque el mejor sea una preciosa y mortífera araña), pero otros parecen puro relleno hueco)), pero también existen rémoras como su irregular ritmo y el montaje, muy rápido en ocasiones, pero escasamente acertado. Y es que en las escenas de peleas entre vampiros, todo es rapidez y tomas hechas por ordenador que cantan lo suyo, pero no tienen fuerza dramática ni emocionan lo más mínimo.
Y es que ese es el pero más importante que se le puede achacar al film, que deja al personal más frío que un carámbano y, aunque está pensada para otros filmes posteriores, lo cierto es que, mucho me temo, esté abocado a un sonoro fracaso, por lo que supongo no se harán más de esta saga.
Ojalá me equivoque pues el fracaso de las películas actúa en detrimento de la industria cinematográfica, y por ende, del espectador, pero...
.