viernes, mayo 14, 2010

MR. BROOKS (USA, 2003) Psycho Killer.Media: 5,70

Director: Bruce A. Evans
---
Intérpretes Principales: Kevin Costner, Demi Moore, Dane Cook, William Hurt, Marg Helgenberger. Ruben Santiago-Hudson.
---
Argumento: Un alto ejecutivo, muy popular, es la envidia y respeto de sus congéneres, gracias a sus logros y elegancia.
Está felizmente casado y tiene una hija joven.
Todo le sonríe, pero hay una cosa que nadie sabe: en realidad lleva una doble vida, pues de vez en cuando, a través de los años, se dedica a asesinar a seres humanos, un tanto aleatoriamente.
Tiene un Pepito Grillo que se le aparece y pide que vuelva a matar, y aunque intenta negarse, acaba haciéndolo.
Nunca deja huellas y la policía no sabe qué hacer. Hay una policía que trata de encontrarle, una niña bien que busca el respeto de su padre, sin conseguirlo.
Un día, sin embargo, a Mr. Brooks se le aparecen de súbito dos problemas. Por un lado, el vecino de enfrente del último asesinato, le ha fotografiado tras asesinar a una pareja mientras hacían el amor, y el hombre le conmina a enseñarle "su trabajo". Y por otro, su hija le confiesa que está embarazada.
Debe poner remedio a las dos incómodas situaciones
.
---
Mi opinión: Sosa película con psycho killer, o así, de por medio, que también podría considerarse una comedia negra, aunque más bien con bastante poca gracia.
Se trata de un film que no molesta, que se ve sin mayor problema, pero que se olvida mientras se ven los títulos de crédito finales.





Trata el guión de ser algo original, (ese un tanto ridículo Pepito Grillo que se le aparece en ocasiones especiales al protagonista...) pero lo cierto es que, aunque lo fuera, que no lo es, la medianía en la dirección, así como lo melifluo de las situaciones, hacen que la cinta no tenga prácticamente nada a considerar positivamente.
La técnica empleada es buena (buena banda sonora), si no mencionamos el tiroteo entre la policía y la pareja de criminales. Una escena videoclipera, muy efectista, pero gratuita y que no aporta a la historia nada importante. Una escena de cara a la galería, que ha tenido a bien enseñarnos, para que se vea lo bueno que es (por los cojones).
Tiene una duración excesiva para lo que cuenta y no aburre, eso es cierto, pero no significa que guste. La verdad es que deja muy indiferente, hasta el punto de que yo, personalmente, no le veo la razón de ser.
¡Ah! Y en cuanto al final, pretende epatar, pero lo cierto es que, más allá de su ambiguedad, tampoco deja huella y se ve con cierta frialdad.
Pero hay que respetarla, claro
.