domingo, octubre 30, 2011

VOZ DORMIDA, LA (España, 2011) Drama. Nota media: 6,55


Director: Benito Zambrano
---
Intérpretes Principales: Inma Cuesta, María León. Javier Godino, Miryam Gallego, Daniel Holguín, Susi Sánchez. Marc Clotet. Ana Wagener. Antonio Dechent, Berta Ojea.
---
Argumento: Pepita, una joven cordobesa de origen rural, viaja a Madrid, en plena posguerra, para estar cerca de su hermana Hortensia que está embarazada y en prisión.
Pepita conoce a Paulino, un valenciano de familia burguesa, que lucha junto a su cuñado en la sierra de Madrid. A pesar de la dificultad de su relación, se enamoran apasionadamente.
Hortensia es juzgada y condenada a muerte. La ejecución no se llevará a cabo hasta después del parto.
Pepita intenta por todos los medios y en todas las instancias que condonen la ejecución.
Va todos los días a la prisión con el objetivo de que le entreguen el futuro hijo de Hortensia, suplicando que no lo den en adopción o lo internen en un orfanato...
---
Mi opinión: Interesante película española, que adapta de forma irregular la famosa novela de Dulce Chacón...y que a pesar de los esfuerzos depositados en ella acaba por no convencer.
Y esto a pesar de su buen acabado técnico, lográndose una perfecta ambientación gracias a una meritoria dirección artística.
También algunas interpretaciones son de recibo, como la de la protagonista, María León (Concha de Plata a la mejor actriz en el Festival internacional de Donostia 2011), que resulta en todo momento tierna y fuerte a la vez, una gran mujer, que sabe hablar y callar cuando toca.








Sin embargo, a los guionistas se les va la mano al retratar a "los malos", que llegan a convertirse, a veces, en meros estereotipos, acartonados y grotescos. Esto hace que la credibilidad baje un tanto, aunque no sea ninguna mentira lo que en realidad se cuenta...Pero hay que saber narrarlo de forma convincente, para toda clase de públicos, y esto creo honestamente que no se logra.
De todas formas gusta, pues es entretenida, pero se le debería haber pedido un poco de más hondura.