domingo, noviembre 30, 2014

VIE SAUVAGE (Vida salvaje) (Francia, 2014) Drama. Nota media final: 6,60




DirectorCédrick Kahn
Intérpretes PrincipalesMathieu Kassovitz, Céline Sallette, David Gastou, Sofiane Neveu, Jules Rittmanic, Romain Depret, Jenna Thiam.
---
ArgumentoPhilippe Fournier, apodado Paco, vive con sus hijos de seis y siete años, a los que se ha llevado a vivir con él tras perder su custodia frente a la madre, de la que está separado. 
Okyesa y Tsali Fournier, niños y, después, adolescentes, vivirán escondidos con su padre, bajo distintas identidades, buscados por la policía pero nómadas y libres, en la clandestinidad, en el peligro, en el miedo, pero también en comunión absoluta con la naturaleza y sus criaturas. 
Su solidaridad con los amigos que se cruzan en su camino es total y se alimentan de la felicidad de vivir “fuera del sistema”. 
---



Mi opiniónInteresante film francés, que narra una historia real, difícil de creer si no se supiera que ocurrió en su momento.
No aburre e invita a la reflexión, una reflexión sobre lo más profundo del ser humano: la familia y las relaciones entre sus miembros, que pueden ser de muchas formas diferentes, el ansia del ser humano por su libertad individual, por apartarse del mundanal ruido, de la civilización y sus encorsetadas normas, la educación entra padres e hijos...
Todo ello contado de forma bastante ágil que algunas veces posee cierta poesía y que también puede emocionar o casi.
Sin embargo, es cierto lo que han dicho alguno/as críticos, que lo peor es, o al menos lo más difícil, es sentir empatía hacia su protagonista, no hacia el actor (excelente e irreconocible Mathieu Kassovitz), sino al personaje que desempeña. Un personaje que no cae simpático, cuyas muchas de sus actuaciones las rechazamos por claramente equivocadas, pero al que reconocemos un indudable amor hacia sus hijos que en parte le salvan del desprecio que bien se pudiera sentir hacia él en numerosas ocasiones.
Bien interpretada por los más jóvenes, en unos papeles difíciles, quizás eche en falta algo de creatividad en la puesta de escena, muy minimalista, cosa que por otra parte le confiere indudable credibilidad.
Es una cinta hermosa en ocasiones, dolorosa casi siempre, triste y esperanzadora, desalentadora y muy humana, que no puede ser del gusto de casi todos los espectadores. Habrá quien la rechace por "feista".
En resumen, merece la pena verse pero también puede dar mal rollo.