viernes, abril 17, 2015

RUBIA Y EL SHERIFF, LA (The Sheriff of Fractured Jaw) (UK, 1958) Western, Comedia. Nota media final: 6,60




Director: Raoul Walsh
---
---
Argumento: Un británico, que se dedica a vender armas de exposición, recibe la inesperada visita de los indios cuando viaje en la diligencia. Por un golpe de suerte desarma al jefe de los indios y no hay víctimas.
Al llegar al pueblo, sus maneras y forma de hablar serán objeto de chanza y rechazo buscándole la boca algunos pistoleros, pero siempre sale bien por el azar, ganándose, en contra de su voluntad, fama y respeto ante los parroquianos.
La dueña del salón, una mujer explosiva, le dará algunos buenos consejos para seguir con vida, no en vano hay dos bandas rivales que creen que el británico, recién nombrado sheriff, vende armas al clan rival, cuando no es cierto.
---
 
 
Mi opinión: Simpática comedia británica (sí, extrañamente no es co-producción, o producción, yanqui) en clave de western. Cuenta con la explosiva y malograda Jayne Mansfield, y el siempre buen actor de la, entonces, Gran Bretaña, Kenneth More; aunque el mejor personaje sea el interpretado por un aquí chispeante Henry Hull, que se va quitando poco a poco responsabilidades para encasquetárselas al bueno del flemático británico.
El resultado es una cinta amena, con preciosa fotografía de Otto Heller y la más bien rutinaria dirección de Raoul Walsh, ya un poco lejos de mejor época.
Hay situaciones graciosas, otras algo chorras y en líneas generales se ve con una sonrisa, aunque se olvide fácilmente. Y es que no tiene nada realmente especial, pero funciona mientras se ve y resulta agragable.