domingo, mayo 17, 2015

ASESINOS INOCENTES (España, 2015) Intriga. Nota media final: 6,55




Director: GONZALO BENDALA
---
Intérpretes Principales: Maxi Iglesias, Aura Garrido, Manolo Solo, Luis Fernández, Javier Hernández, Miguel Ángel Solá, Vicente Romero, Carlos Álvarez-Nóvoa, Teresa Arbolí, Alvar Gordejuela, Miguel Ángel Luque, Cristina Medier.
---
Argumento: Cuenta la historia de Francisco Garralda, un joven universitario que, viéndose en una situación personal muy comprometida, recibe una oferta: matar a Espinosa, su profesor de psicología.
Lo que convierte el encargo en singular es que el mismo profesor es quien ofrece a su estudiante esta manera de salir del aprieto que le asfixia.
Implicará a sus amigos liándose todo.
---
Mi opinión: Entretenida película que ha cerrado el FANT 2015, que resulta a todas luces mediocre en cuanto a finalización formal y en cuanto a guión se refiere, pero que por lo menos se puede ver y quizás tenga éxito cuando la estrenen en las salas, hacia julio de este año. Será en verano y ya no es como hace años que en verano no iba casi nadie al cine. Como quiera que salen caras jóvenes, guapo/as, y muy conocidas por los espectadores jóvenes, supongo que tendrá predicamento (por cierto, la bellísima Aura Garrido totalmente desperdiciada en un personaje que realmente no tiene peso en la trama).



Los intérpretes lo hacen de forma desigual, con altibajos, siendo los mejores, como no podía ser de otra forma los más veteranos: Miguel Ángel Solá, Carlos Álvarez-Novoa y Vicente Romero, éste siempre excelente.
Tiene el film ritmo, no muchas localizaciones, más bien pocas, y situaciones que se vuelven un poco repetitivas, sucediendo que, a pesar de que su metraje no es excesivo, se haga algo larga. Y es por la reiteración de diversas situaciones, algunas que hacen reír al respetable no se sabe bien si porque tienen verdadera gracia o por que ya son algo, si no ridícuilas, sí rebuscadas.
Lo mejor, siendo muy aplaudido por la concurrencia (lleno a rebosar) es el final. Un final "bonito", que cierra la historia de forma no convincente, pero sí condescendiente hacia el espectador, que lo agradece  mucho con vivas y aplausos por doquier, por lo que se comprobó.
En definitiva, algo floja en líneas generales, pero no aburre esa es la verdad.