domingo, agosto 23, 2015

CONDENADOS NO LLORAN, LOS (Damned Don't Cry, The ) (USA, 1950) Negro, Thriller





Director: Vincent Sherman
---
Intérpretes PrincipalesJoan Crawford, David Brian, Steve Cochran, Kent Smith, Hugh Sanders, Selena Royle, Jacqueline deWit, Morris Ankrum, Edith Evanson, Richard Egan.
---
ArgumentoEn un mundo dominado por los hombres, Ethel Whitehead aprende que para sobrevivir sólo hay un camino: ser seductora y, a la vez, poseer un fuerte carácter. 
Es así como Ethel decide escalar puestos en la sociedad a través de relaciones interesadas con el sexo opuesto. Algunos de esos hombres la aman, otros la usan; y uno – despilfarrador y chantajista se convierte en su amante ocasional, dándole todo el dinero y poder que quiere, pero no amor.
Pero un día se enamorará de verdad de un gángster joven que pretende ser el gran competidor de su protector en los bajos fondos.
---



Mi opiniónEntretenido pero no demasiado convincente film noir, competentemente dirigido por Vincent Sherman, autor de unas cuantas estupendas películas.
En este caso, no, en este caso no aporta demasiado a este simpático género, donde tantas obras maestras hay en la filmografía de todo el mundo.
Este film en concreto se beneficia de la presencia de la gran Crawford, en un personaje al que volvería en otros filmes posteriores, como "Una mujer peligrosa", donde por cierto repetiría con David Brian, este en un papel prácticamente calcado  No es exactamente igual, pero se le parece mucho en perfil psicológico, en ademanes e incluso en algunos diálogos.



Hay mucha palabrería, poca acción, una intriga que se escora demasiado en el melodrama, y lo que menos me ha convencido a mi es cómo afronta las situaciones la protagonista. En realidad es una egoísta de tomo y lomo, además de cobarde para afrontar la dureza de la vida, e incluso la posibilidad de ser feliz en el futuro, pero el final, en este sentido, es un poco contrasentido.
En fin, que uno/a no se lo pasa nada mal viéndola, sobre todo por sus intérpretes, algunos de ellos aún jóvenes aquí, con sus primeros papeles de enjundia, y que más tarde serían protagonistas, aunque fueran en series Bs (Steve Cochran, Richard Egan, Ken Smith...). Lo que sucede es que es fácilmente olvidable al no tener ninguna escena que se recuerde, tal es su medianía, aunque digna y honesta, claro.