domingo, agosto 16, 2015

MUJERES PREHISTÓRICAS (Slave Girls) (Gran Bretaña, 1967) Fantástica, Aventuras




Director: Michael Carreras
---
Intérpretes PrincipalesMartine Beswick, Edina Ronay, Michael Latimer, Stephanie Randall, Carol White, Alexandra Stevenson, Yvonne Horner, Sydney Bromley, Frank Hayden, Robert Raglan, Mary Hignett, Louis Mahoney, Bari Jonson, Danny Daniels, Steven Berkoff.
---
ArgumentoDurante un safari por África, el experto cazador David Marchant es retenido por una tribu hostil en un templo custodiado por la estatua del rinoceronte blanco. 
Al abrirse una grieta luminosa en la pared del templo, Marchant aprovecha para escapar adentrándose en ella, y aparece en un mundo prehistórico. 
Allí conoce a la preciosa rubia Saria, esclavizada junto a sus compañeras por la morena y malvada reina Kari. 
El clan de Kari considera a los hombres seres inferiores, por lo que David se convierte en el juguete de las mujeres prehistóricas.
---

Mi opinión



Tachada por excelente esta cinta de la gran productora Hammer, que tan felices nos han hecho con sus excelentes filmes a lo largo de varias décadas, vista ahora, a mediados de la primera decena del siglo XXI se convierte en una cinta más bien vulgar, sin emoción, sin imágenes perdurables, con diálogos del montón y unos efectos especiales ya pasados de moda.
En el plano técnico sí que conserva su buen aroma, no en vano, la fotografía a cargo de Michael Reed es de calidad, con sus variantes cromáticas, según se desarrolle la acción.


Lo peor es que, durante dos tercios del filme, este se torna bastante tedioso, sólo animado por la belleza de sus actrices, que además lucen poca ropa, lo cual, tal y como va el cotarro, se agradece (al menos yo lo agradecí).
Menos mal que en su último tercio la cosa se anima, hay algunas luchas y su final, aunque lo preví, aunque no sé porqué ya que no me considero ni mucho menos listo, es francamente bonito. El mejor final posible, cerrando magníficamente (menos mal) la historia, donde no falta la superstición, la maldad, la lucha por la libertad y el romanticismo más puro.
En fin, que me ha resultado, dada las críticas positivas que había leído por ahí, una auténtica decepción. Pero bueno, se puede ver.