sábado, septiembre 26, 2015

21 NOCHES CON PATTIE (21 Nuits avec Pattie) (Francia, 2015) Comedia, Fantástico





Directores: Jean-Marie Larrieu, Arnaud Larrieu
---
Intérpretes PrincipalesIsabelle Carré, Karin Viard, André Dussollier, Sergi López, Denis Lavant.
---
ArgumentoCaroline, parisina de unos 40 años, llega a un aletargado valle en el suroeste de Francia. 
Ha acortado sus vacaciones familiares para organizar el funeral de su madre, Isabelle, que ha muerto repentinamente. 
No estaban muy unidas. Caroline es recibida por Pattie, también de unos 40 años, que es quien cuida de la casa de Isabelle. Caroline había planeado marcharse al día siguiente, pero el cuerpo de su madre desaparece misteriosamente.
---



Mi opiniónCinco amigos fuimos juntos a ver esta cinta francesa de humor, con algunos toques fantásticos, y a tres no nos hizo gracia, y los otros dos se descojonaron vivos. Esto indica que es para gustos.
Lo cierto es que a mí no me hizo mucha gracia, ni en el apartado humorístico, ni en cuanto a trabajo estrictamente cinematográfico se refiere.
Se me hizo bastante larga, queriendo que acabara más o menos media hora antes de que lo hiciera. Esto indica claramente que no me satisfacía, aunque es cierto que tampoco me aburrió. Es amena en líneas generales pero sobre todo porque las dos intérpretes protagonistas son excelentes y hacen un gran trabajo.
Es un canto a la libertad, al deseo de vivir plenamente, de ser felices viviendo en la naturaleza, dando rienda suelta a nuestra sexualidad, muchas veces reprimida por la cotidiana vida en la gran ciudad, por sus constantes problemas.



Una película lúdica, juguetona en sus pícaros diálogos, que salen sobre todo de la boquita de piñón del personaje de Karin Viard (otra vez en estado de gracia), que pueden sonar soeces al comienzo pero luego la tomamos cariño y vemos que desprende una ternura y simpatía a raudales.
Pero esto no hace que me convenza, pues creo que en líneas generales dista mucho de resultar redonda, siendo excesivo su metraje.
Bellos paisajes, preciosa fotografía, melódica banda sonora. Sí, todo muy bonito, pero no me ha satisfecho, sobre todo, y esto es fallo mío, supongo, porque no he logrado entrar de lleno en el juego y la propuesta de los Larrieu.