martes, septiembre 15, 2015

CAMPANE A MARTELLO (Renunciación) (Italia, 1949) Melodrama





Director: Luigi Zampa
---
Intérpretes PrincipalesGina Lollobrigida, Yvonne Sanson, Eduardo De Filippo, Carlo Romano, Carlo Giustini, Clelia Matania, Ernesto Almirante, Agostino Salvietti, Gino Saltamerenda.
---
ArgumentoAgostina, una señorita de "vida alegre" envía sus ahorrros al párroco de su pueblo para que se los guarde. 
Cuando regresa al pueblo, junto a su mejor amiga, para recoger el dinero y comenzar una nueva vida, se encuentra con una sorpresa, todo el dinero lo ha invertido el nuevo párroco en el asilo y en las muchas niñas huérfanas, producto de la II Guerra Mundial.
---



Mi opiniónExcelente film de Luigi Zampa, un grandísimo realizador italiano con un buen puñado de estupendas películas.
Esta quizás esté por debajo de otras suyas, pero vista en pleno siglo XXI conserva intacta su magia y buen hacer.
Es un melodrama con humor costumbrista, a cargo de gentes humildes pero egoístas, taimados y materialistas...como casi todo el mundo, vamos.
Los diálogos fluyen con facilidad, sacando la sonrisa del espectador, que ve todo el argumento, la historia, algo folletinesca pero seria en el fondo, bajo el prisma del humor. Vamos, que no se hace sangre sobre la pobreza, el hambre y la lucha diaria de los humildes para encontrar una vida mejor.



Dos enormes actrices jóvenes, pero que lo hacen muy bien, la aquí jovencísima Gina Lollobrígida, y su compañera de fatigas, la sensual y guapísima Yvonne Sanson, acompañados en el papel del bondadoso pero duro párroco, por ese gran actor  y director que fue Eduardo de Filippo; despiertan singulares sentimientos de simpatía y consiguen nuestra empatía, así como con el personaje del "duro" sargento de policía local, un hombre muy bondadoso en el fondo.
En definitiva, una buena película, muy bonita, entretenida y tierna, producción de LUX, con Carlo Ponti como productor y con el genial Nino Rota poniendo la música, que toca, como hicieron otras muchas, la lucha por la supervivencia de los italianos tras la contienda armamentística que tantas vidas arrebató.