domingo, septiembre 27, 2015

CHEVALIERS BLANCS, LES (Caballeros blancos, los (Bélgica, 2015) Social




Director: Joachim Lafosse
---
Intérpretes PrincipalesVincent Lindon, Louise Bourgoin, Valérie Donzelli, Reda Kateb, Yannick Renier, Stéphane Bissot, Tatiana Rojo, Philippe Rebbot, Tibo Vandenborre, Jean-Henri Compère.
---
ArgumentoJacques Arnault, presidente de la ONG Sud Secours, planea una operación de gran impacto: él y su equipo piensan sacar de Chad a 300 huérfanos víctimas de la guerra civil y entregarlos a franceses que han tramitado solicitudes de adopción. 
Françoise Dubois, una periodista, es invitada a acompañarlos y hacer la cobertura para medios de la operación. Inmersos en la brutal realidad de un país en guerra, los miembros de la ONG empiezan a perder sus convicciones y tienen que afrontar los límites de la intervención humanitaria.
---



Mi opiniónInteresante film belga que narra un hecho real acaecido hace años, y que tuvo repercusión mundial.
Antes de ver el film mejor no saber qué se narra exactamente, no en vano se sabe al final de la película, con lo que la sorpresa está asegurada. Si se sabe pudiera gustar menos o parecer que tiene menos calidad.
Y es que la tiene, la calidad, pese a que, una vez vista se nos antoje que quizás mejor hubiera sido hacer un documental sobre estos hechos y no ficcionarlos.
Porque sucede que es irregular, con una primera media hora bastante buena, con emoción, con intriga, para, poco a poco volverse un tanto redundante y perdiendo a medida que los minutos pasan chispa y fuerza dramática.



Lo principal en la parte central son las discusiones entre los miembros de la ONG, uno/as que quieren emplear unos métodos para conseguir los niños a quienes vacunar durante años, y otros diversos métodos y maneras diferentes de llevar a cabo la difícil operación. Mientras ello/as discuten, una periodista graba todo. Supongo que de estas grabaciones habrán sacado el guión del film, y por ello me parece que bien se podría haber realizado un documental con las imágenes verdaderas e imágenes de la zona del conflicto.
Así realizada, con actores profesionales, no queda mal, pero sí que no llega a convencer del todo por el ritmo impreso y porque los personajes nos resultan algo distantes, sin sentir verdadera empatía por ellos. Tal es su ambigüedad, hecho reforzado al final de la cinta, donde nos enteramos del quid de toda la operación.
Buena fotografía, esfuerzo interpretativo de Vincent Lidon, y una envolvente banda sonora.
Al menos al final de la proyección crea polémica y se puede hablar largo y tendido sobre todo lo visto, sobre la ética empleada por estas ONGs, sobre sus métodos, financiaciones...