miércoles, septiembre 16, 2015

MUERTE EN TOMBSTONE (Dead in Tombstone) (USA, 2012) Western, Fantástico




Director: Roel Reiné
---
Intérpretes PrincipalesDanny Trejo, Anthony Michael Hall, Mickey Rourke, Dina Meyer, Richard Dillane, Catalina Grama, Colin Mace, Ovidiu Niculescu, Ronan Summers, Edward Akrout, Radu Micu, James Jordan, Daniel Lapaine.
---
ArgumentoGuerrero Hernández es el líder indiscutible de los Blackwater Gang. Tras sacar a su hermanastro Red de la cárcel, su plan es saquear la población minera de Edendale, pero es asesinado por el traicionero Red.
Después de hacer un trato con el diablo, Guerrero regresa a la vida para vengarse.
Las calles del pueblo, que ahora se llama Tombstone, no tardarán en convertirse en ríos de sangre.
---



Mi opiniónEsperpéntico western metido de lleno en el género fantástico, por mor de la presencia nada menos que de la mismísima Muerte, encarnado con sorna, como no podía ser de otra manera, por el ínclito Mickey Rourke.
Concebida, a mi parecer, para pasar directamente al mercado del DVD, no tiene nada de particular como no sea eso que he citado, que la Muerte es el tercer personaje principal del argumento, un argumento por otra parte tópico, de una venganza a causa de una traición de una banda a su antiguo jefe. Ya visto en otros filmes, tanto westerns como de género negro, por ejemplo. Pero, claro, eso de que el protagonista regrese de la muerte, aunque no es la primera vez: "¿El jinete pálido?", pues así, como determinante en el argumento y siempre con presencia constante pues no se había visto mucho.



Y se ve con algo de desgana, no en vano no tiene nada de particular. Todo son ruido y explosiones, tiros, muertes y luchas cuerpo a cuerpo, rodados a la manera moderna, esto es, en semioscuridad, a toda pastilla y mientras una música machacona suena sin descanso. El resultado es que acaba por agotar, resultando en diversos tramos repetitiva y cansina.
No, no aburre demasiado, se puede ver, pero es mediocre, se mire por donde se mire.
A mí me ha gustado solamente la presencia de Dina Meyer, una actriz que hace algunos años parecía sería un referente en el cine de acción, siempre cumpliendo con nota alta sus personajes, pero ha desaparecido un tanto del mapa, interviniendo, que yo sepa, en cintas de tercera categoría, como es el caso.
En definitiva, que como curiosidad se puede ver y al menos no se alarga a lo tonto, aunque se hace larga, pero el cerebro, siempre sabio, acaba por olvidarla casi de inmediato.