sábado, octubre 24, 2015

BIG BOODLE, THE (USA, 1957) Intriga, policiaco





Director: Richard Wilson
---
Intérpretes PrincipalesErrol Flynn, Rosanna Rory, Francisco Canero, Louis Oquendo, Pedro Armendáriz, Charles Todd, Enrique Cruz Álvarez, Jacques Aubuchon.
---
ArgumentoUn estadounidense trabaja como croupier en un gran casino. En el juego de la ruleta una bella mujer le entrega 500 peros, pero son faltos. El hombre se los desea entregar pues no quiere nada ilegal en su vida, pero la chica desaparece.
Desde ese momento la policía de La Havana le toma por sospechoso y es perseguido y golpeado por varios desconocidos, que le piden las planchas con las que se ha falsificado el dinero.
---



Mi opiniónMuy entretenido film de intriga, de genuino género negro, con policía implacable al fondo.
Está rodada en La Havana pre-castrista y al comienzo de los títulos de crédito se dan las gracias a sus autoridades. Luego, como se sabe, todo cambió con respecto a la ayuda mutua cubano-estadounidense.
Pero en esos tiempos, todavía había co-operación, y de la buena, seguramente con prebendas de unos hacia otros. Esto  me da la nariz sobre todo viendo escenas como la del baile, donde un señor que baila con una bella señorita toda la escena se la pasa mirando a la cámara. Esto pasó con el visto bueno del Sr. Director, que de otra forma no hubiera permitido que saliera en pantalla, repitiendo la toma hasta que los extras bailaran sin mirar a pantalla, que queda feo y falso. Pero seguro que el caballero era alguien importante del Gobierno de Cuba, o familiar al menos.




Y no se saca demasiado partido a la bellísima ciudad de La Havana, pues la mayor parte de su metraje transcurre en interiores, aunque los últimos minutos tienen lugar en el castillo "El Morro", un fortín edificado en el siglo XVI, y que todavía conservaba, por ejemplo, sus magníficos cañones, como se ve en el fotograma que adjunto.
Lo mejor es su primera parte, los primeros treinta minutos o así, lleno de chispeantes diálogos entre el protagonista y quien se cruce en su camino, principalmente con el comisario, encarnado magníficamente, con socarronería y determinación por el inolvidable Pedro Armendáriz (a quien se le ve practicando cesta punta, como él dice "porque es bueno para mi hígado"). Algunos ejemplos de los inteligentes diálogos (obra del guionista Jo Eisenger, que adapta la novela de Robert Sylvester), son estos:


- "Si le detengo unas cuantas veces, como cada vez que lo hago tiene usted en los bolsillos algunos billetes de 500 pesos, recuperaré los tres millones".
- "En la cárcel hay piojos y pulgas, quizás quiera ducharse ante de hablar conmigo. 
¿Para qué? Tendría que ducharme otra vez después de hablar con Ud".
- "Si no me lo cuenta se arrepentirá.
¿Sabe quién es el comisario? A su lado usted es como un helado al sol".

Luego, su parte central y final son más convencionales, pero siempre narrado con buen ritmo y con un Errol Flynn crepuscular pero muy buen actor aquí y en plena forma física.
Como curiosidad particular debo decir que no me sonaba de nada su actriz principal: Rosanna Rory, una mujer bella y maciza, pero luego compruebo que ya le había visto trabajar en el cine italiano, de donde era en, por ejemplo: "El eclipse" y/o "Europa 51".