martes, octubre 20, 2015

IRRATIONAL MAN (USA, 2015) Intriga





Director: Woody Allen
---
Intérpretes PrincipalesJoaquin Phoenix, Emma Stone, Jamie Blackley, Parker Posey, Ethan Phillips, Julie Ann Dawson, Mark Burzenski, Gary Wilmes, Geoff Schuppert, David Pittu, Steven Howitt, Kaitlyn Bouchard, Ana Marie Proulx, Kate McGonigle, Tamara Hickey.
---



ArgumentoAbe Lucas, un profesor de filosofía en plena crisis existencial, le encuentra de nuevo sentido a su vida al enamorarse de una de sus alumnas. 
Al poco de llegar a la universidad de una pequeña ciudad, se relaciona con dos mujeres: Rita Richards, una solitaria profesora que busca que la rescate de su infeliz matrimonio; y Jill Pollard, su mejor estudiante y muy pronto su amiga más cercana. 
Jill está enamorada de su novio, pero encuentra tan irresistible la personalidad atormentada de Abe que, incluso cuando el profesor muestra claros síntomas de desequilibrio mental, su fascinación por él no hace más que crecer.
---
Mi opiniónComo casi siempre sucede con las películas del maestro Allen, interesante trabajo, mejor que varias de las suyas y no tan logradas como otras.
Sucede que la historia, el argumento, sin ser igual, ni mucho menos, recuerda bastante a, por ejemplo "Match Point" o/y "El sueño de Cassandra". Hay quien se retrotrae a "Delitos y faltas", pero esta creo que es bastante más compleja.
Y es que "Irrational man" es sencilla, tanto en su puesta en escena como en su narrativa cinematográfica. No hay nada extraño, ni difícil de comprender, ni siquiera, salvo cuando hablan al comienzo de diversos filósofos, escenas ni diálogos que se escapen al común mortal. Todo es asequible y, por ello, se puede perfectamente disfrutar si se entra en el juego propuesto.



Una cinta que tiene muy poco de comedia, seria en el fondo, triste y dolorosa si se atiende a la pena vital del protagonista masculino, y con un fondo malévolo.
La intriga, que aparece casi de súbito, oyendo una aparentemente trivial conversación, da un vuelco a la historia, volviéndola más interesante y fresca.
Con todo, no alcanza grandes cotas, debido a precisamente su, al menos, presunta liviandad, su tono tranquilo, medido.
Buenas interpretaciones del trío protagonista (me alegra ver en forma a Parker Posey), y ritmo preciso y sostenido.
En resumen, que gusta si no se le pide que esté en la misma liga que las obras maestras del autor. Esta cinta se puede decir que es de transición, pero con calidad suficiente como para recomendarla, aunque desapasionadamente.