domingo, noviembre 15, 2015

OTOÑO SIN BERLÍN, UN (España, 2015) Vida normal




Directora: Lara Izaguirre
---
Intérpretes PrincipalesIrene Escolar, Tamar Novas, Ramón Barea, Lier Quesada, Naiara Carmona, Mariano Estudillo, Paula Soldevila, Itziar Ituño, María Isabel Díaz, Pablo Viña.
---



ArgumentoJune es una chica de aspecto frágil pero valiente y con un gran instinto de supervivencia. 
Es impulsiva y soñadora, aunque lleva a sus espaldas un pasado muy doloroso. Por su parte, Diego  es un joven escritor poco sociable y muy sensible que vive aislado del mundo. 
Tras dejar su tierra en busca de mejores oportunidades, June regresa a su pueblo natal y vuelve a ver a Diego. Juntos se enfrentarán al desencanto y a la falta de expectativas. 
Al mismo tiempo renacerá su vieja historia de amor. 
---
Mi opiniónMuy interesante debut en el largometraje de la joven realizadora Lara Izaguirre, que con la ayuda económica de su padre logra crear una película real como la vida misma, con sus emociones a flor de piel, los secretos de los personajes, los deseos y anhelos frustrados o esperanzadores.
La protagonista es una mujer herida pero no vencida, que sueña con volver a recuperar el amor, su pareja y un viaje soñado tiempo atrás que les conduzca a la felicidad.
La joven directora narra sin prisas pero sin pausas las pequeñas pero vitales vidas de unos pocos personajes inte-rrelacionados entre sí, a veces casi sin diálogos, con miradas y silencios, pero también con algo de finísimo humor y sobre todo de cariño, ternura, de y para con los personajes.



Música adecuada, una preciosa canción final en la bella escena del baile, y toda una serie de "pequeños" detalles que ayudan al espectador a componer un puzzle, pero sin ayudarle a finalizarlo. Deja al espectador/a que termine y determine las causas de las distintas emociones y estados de ánimo de los personajes, así como qué ocurrirá con ellos una vez finalizada la proyección.
Una buena cinta que, además, y a pesar de no ser nada espectacular ni especialmente dramática, entretiene e interesa desde el comienzo hasta el final. A ello contribuye de forma intensa y medida, con una impecable interpretación Irene Escolar, que va poco a poco ganando terreno entre las actrices españolas y no dentro de mucho me temo será de las imprescindibles.