viernes, diciembre 04, 2015

DIRECCIÓN PROHIBIDA (Lady Gambles) (USA, 1949) Thriller, Social




Director: Michael Gordon
---
Intérpretes PrincipalesBarbara Stanwyck, Robert Preston, Stephen McNally, Edith Barrett, John Hoyt, Elliott Sullivan, John Harmon, Philip Van Zandt, Leif Erickson, Curt Conway, Houseley Stevenson, Don Beddoe, Nana Bryant, Tony Curtis.
---
ArgumentoCuando Joan Boothe acompaña a su marido, que es reportero, a Las Vegas, empieza a jugar para pasar el tiempo mientras él realiza su trabajo.
Poco a poco, sin ella pretenderlo, pero sin poder hacer nada por evitarlo, se convierte en una ludópata capaz de arruinar a su amado esposo.
Todo ello le llevará a frecuentar a peligrosas "amistades".
---
Mi opiniónExcelente film, digno representante de lo que el dorado Hollywood hacía en la década de los cuarenta y cincuenta del pasado siglo XXI.
Magnífica en cuanto a su narración, gracias a un apasionante guión de Roy Huggins, Lewis Meltzer, Oscar Saul y Haisted Welles (en aquellos tiempos, cuando eran varios guionistas trabajaban al unísono, y no como parece que ocurre hoy en día, que se nos antoja que cada cual hace la guerra por su cuenta...).



La dirección de Michael Gordon es perfecta, y es que en aquellos años era un muy estimable realizador, no posteriormente, cuando sus trabajos se tornaron más artesanos e incluso algo anodinos a veces.
Magníficas elipsis como cuando abre la caja fuerte y vuelve posteriormente a casa, o en el hipódromo, viéndose los segundos planos del rostro de Stanwyck mientras va oyendo a la multitud allí congregada cómo van las apuestas, son dignas de admiración.
No sólo es entretenidísima, sino que tiene momentos emocionantes, con un clímax e interés en notable in-crescendo, aunque la cinta ya nos deja sobrecogidos con su magnífico, violento y cruel prólogo.
Maravillosa Barbara Stanwyck, una diosa de la pantalla que jamás tuvo un Óscar que no fuera al conjunto a toda su carrera. Viéndola aquí, en, sin duda, uno de los mejores trabajos de toda su magnífica carrera, es suficiente para admirarla...aún más. También Stephen Mc.Nally está estupendo en su papel de rufián pero respetuoso en todo momento con la protagonista, sin duda al estar enamorado de ella.
Como curiosidad, ver a "Anthony Curtis", más tarde convertido en "Tony Curtis" en un papel casi de extra, pero con tres frases. Incluso aparece en los títulos de crédito finales.
Y otra curiosidad, o al menos algo que me ha parecido algo chocante es que, siendo también esta cinta una clara denuncia social sobre los peligros del juego, haya tenido el permiso de diversos estamentos, gentes y lugares de Las Vegas, cuna del juego y donde se desarrollan enel filme los principales acontecimientos, la génesis del problema de la protagonista.