jueves, enero 28, 2016

DINERO, MUJERES Y ARMAS (Money,Women and Guns) (USA, 1959) Western





Director: Richard H. Bartlett
---
Intérpretes PrincipalesJock Mahoney, Kim Hunter, Tim Hovey, Gene Evans, Tom Drake. Lon Chaney Jr, William Campbell, Jeffrey Stone. James Gleason. Judi Meredith. Phillip Terry. Richard Devon. Ian MacDonald. Don Megowan. Jimmy Wakely, Rodney Bell. Jack Daly. Steve Darrell. Franklyn Farnum, Edwin Jerome. Nolan Leary, Tom London. Troy Melton. William H. O'Brien, Kelly Thordsen. Jack Tornek.
---
Argumento: Un prospector de oro es tiroteado y muerto por tres asaltantes. Pero antes de morir y matar a dos de ellos, le da tiempo a apuntar claramente en una tablilla, el nombre de varias personas que desea hereden su fortuna (cincuenta mil dólares cada una), excepto el de una, que lo deja a medias. 
Ese nombre podría indicar quién es el asesino, o quizás sea uno de los otros, ya que no lo indica claramente.
Un investigador privado es contratado para descubrir quiénes de esas personas serán beneficiarios de la fortuna del muerto y quién su asesino.
Les irá visitando uno a uno.
---



Mi opinión: Muy curioso western, de genuina serie B, pero beneficiado por un meticuloso guión, bien escrito por Montgomery Pittman y trasladado a la pantalla con mucha dignidad.
Su desarrollo se torna interesante ya que la dirección de Richar H. Bartlett es convincente y nada rutinaria. Y es que contiene estimables diálogos y felices situaciones llenas de ironía, humor y también acción, como corresponde en una peli del far west.
El tono general es festivo, aunque se dan momentos de gran intensidad emocional, como el capítulo dedicado al ex-convicto regenerado a duras penas por una buena mujer. Son momentos donde el destino juega sus cartas, yendo por delante de los deseos humanos. Lo cierto es que no deja indiferente e invita a la reflexión.



Tampoco es moco de pavo el capítulo dedicado a los dos amigos de toda la vida, ya casi en la etapa final de sus existencias, que hace sonreír invitando al optimismo. Un canto a la amistad, más allá de la ambición y la traición.
En suma, una cinta amena y bastante entretenida que la verdad es que deja un buen sabor de boca, sobre todo si se ve en el formato original, con un precioso Cinemascope a todo color.
Gusta, por modesta que sea.