viernes, enero 22, 2016

LEYENDA DEL LLANERO SOLITARIO, LA (Legend of the lone Ranger, the) (USA, 1981) Western,





Director: William A. Fraker
---
Intérpretes PrincipalesKLINTON SPILSBURY, MICHAEL HORSE, CHRISTOPHER LLOYD, MATT CLARK, JASON ROBARDS JR, John Bennett Perry, John Hart, Richard Farnsworth, Lincoln Tate, Patrick Montoya, Rick Traeger, James Bowman, Daniel Núñez, Jose Rey Toledo, Max Cisneros, Ted White, Jim Burke, Jeff Ramsey, Greg Walker, Bill Hart, Robert F. Hoy, Buck Taylor, Chuck Hayward, Tom Laughlin, Terry Leonard, Steve Meador, Joe Finnegan, Roy Bonner, John M. Smith, David Bennett, Jim Burk, James Keach.
---



Argumento: A mediados del siglo XIX, unos indios educan, como si de uno de ellos se tratara, a un joven huérfano, quien trabará profunda amistad con uno de éstos, Tonto. 
Un pariente suyo lo encontraré, llevándoselo a vivir con él, y entrando a formar parte rápidamente de un grupo de "llaneros", dedicados a la lucha contra los bandoleros.
---
Mi comentario: Ameno western, que no logra captar del todo el espíritu de las tiras del fabuloso héroe enmascarado. Pero es digna, entretenido y a ratos bastante agradable por su aroma a cine clásico. 
William A. Fraker, uno de los mejores operadores del cine USA, aquí realizador del film, realiza un honesto divertimento que, lastimosamente, se olvida enseguida. 
Resulta irregular, pero no es nada desdeñable, aunque no fuera más que por ser un loable intento de volver a las raíces de un género que, en el año en el que fue rodado, el cine del género del oeste estaba en franco desuso y no había buenos estrenos de esta época histórica del far west.



Entre sus muchos intérpretes, varios clásicos del western, como Matt Clark, Patrick Montoya, Jim Burke, Bill Hart, James Keach...
Agradable aunque no perdurable.
Como anécdota, contar que se llevó, pese a sus positivas cualidades, tres premios Razzies (los anti-Óscars) del año 1981: al peor actor principal Klinton Spilsbury (sí, de acuerdo, muy soso), peor nueva estrella (para él mismo...y nunca llegó a estrella), y a la peor banda sonora (nada menos que de John Barry).