viernes, marzo 04, 2016

FARSANTES (España, 1963) Drama





Director: Mario Camus
---
Intérpretes PrincipalesMargarita Lozano, Víctor Valverde, José María Oviés, José Montez, Ángel Lombart, Fernando León, Lluís Torner, Luis Ciges.
---
ArgumentoEn una destartalada camioneta, la compañía de teatro "Don Sancho" va de pueblo en pueblo huyendo de los acreedores y de las burlas de los lugareños que los reciben a pedradas. Cada uno de los cómicos se defiende como puede. 
En esa situación, unos ricachones contratan sus servicios para que les diviertan en su finca de recreo. 
---



Mi opiniónAdaptación por parte del propio realizador Mario Camus y de Daniel Sueiro,  de una novela de este último ("La carpa").
Es una película honesta y muy digna, que se aleja del cine que se hacía por aquél entonces, pero que también, y a la par, trataba de narrar historias más realistas, que no cabe duda vistas hoy constituyen un documento histórico al contemplar cómo se vivía entonces en los pueblos, la tristeza y mediocridad que existía en las ciudades de provincia, y la dureza de la vida de los artistas, esto último ya visto en otras cintas mucho mejores, como "El viaje a ninguna parte".



De todas formas debo admitir que no me ha hecho gracia, no en el sentido de reírme, que prácticamente no tiene nada de humor, sino porque me ha parecido muy académica en cuanto a su realización, muy pulcra, con buena fotografía en blanco y negro de Salvador Torres Garriga, pero más bien lenta en su desarrollo y con personajes nada simpáticos y hacia los que, por mucha pena que den en el fondo, no se siente ninguna empatía.
Lo mejor, lo dicho anteriormente, el documento claro y conciso de los tiempos que se vivían en aquél entonces, la España del "subdesarrollismo", con las cuitas cotidianas, diarias, de un grupo de personas que pasan hambre y frío, estando a merced de sus propias pasiones, ambiciones y caridad ajena.
Vista hoy en día resulta curioso ver al gran (entonces no tanto) Luis Ciges, en un papel muy dramático, nada, pero nada chistoso.
¡Ah! Y otra cosa...negativa, aunque normal, sobre todo en la época en la que se estrenó: prácticamente todos los intérpretes están doblados, es decir, no se oyen sus verdaderas voces, sino aquellas (por otra parte, maravillosas) pertenecientes a profesionales del doblaje, que daban más personalidad si cabe a estrellas del Hollywood dorado.