viernes, mayo 13, 2016

MALDAD DE FRANKENSTEIN, LA (The Evil of Frankenstein) (Fantástico, 1964)






Director: Freddie Francis
---
Intérpretes PrincipalesPeter Cushing, Peter Woodthorpe, Duncan Lamont, Sandor Elès, Katy Wild, David Hutcheson, James Maxwell, Kiwi Kingston.
---



ArgumentoTras ser destruido el laboratorio donde trabajaba en sus experimentos, el Barón Frankenstein regresa a su pueblo natal, Karlstaad, de donde fue expulsado años atrás, en busca de las riquezas de su mansión para poder seguir sufragando su trabajo. 
Una vez allí, encuentra el monstruo que creó, el cual se ha preservado en las montañas gracias al hielo y decide intentar volver a darle vida. 
Pero algo en el cerebro de la criatura falla, por lo cual el Dr. Frankenstein recurre a los servicios del hipnotizador Zoltan.
---



Mi comentarioQuizás la más floja (que no mala) de las películas que la simpatiquísima, mítica y felizmente recuperada productora Hammer, hizo sobre la célebre criatura creada por el barón Frankenstein, casi siempre interpretada por el gran Peter Cushing.
Se pasa el rato, pues es lo suficientemente amena para no aburrir. Lo que ocurre es que es escasamente imaginativa, parca en situaciones felices donde el miedo, intriga y suspense se combinen con inteligencia. Aquí no sucede eso, sino que simplemente se aprovechan prácticamente dos situaciones para cumplir el expediente. Supongo que los guionistas de la Hammer estaban ya un poquito agotados de escribir historias para la productora, año tras año (aunque, curiosamente, años después hicieran pelis sobre Franki bastante mejores...).



Bien ambientada, como es natural en una producción british, y con una excelente banda sonora a cargo de Don Banks, solamente la brillante interpretación de Cushing se recuerda una vez finalizada la proyección de esta, a mi juicio, modesta película, que es la que menos se ha visto por la tele de la saga, quizás por lo dicho anteriormente, por ser la menos buena.
Pero, vaya, se puede ver perfectamente, entre otras cosas por su escaso metraje, no llega a la hora y media. Lo que se agradece dado lo que se nos ofrece en pantalla.